Finanzas

Moody’s alerta del empacho de deuda china y rebaja el ‘rating’

Espera que el crecimiento baje al entorno del 5%

Prevé estímulos oficiales para evitar un pinchazo

Trabajadores de temporada que cosechan té en la aldea provincia de Zhejiang (China).
Trabajadores de temporada que cosechan té en la aldea provincia de Zhejiang (China). EFE

Una economía que ha crecido a gran velocidad apoyada en el crédito fácil y la expansión inmobiliaria normalmente sufre algunos problemas de digestión. Ha sucedido innumerables veces, como en España, y Moody's teme que suceda también en China. La agencia de calificación ha rebajado a Aa3 desde A1 el rating de la segunda economía del mundo. La nota es la quinta en la escala de esta firma y está dos escalones por encima del rating de España, Baa2. S&P mantiene a China un nivel por encima que Moody's, pero con perspectiva negativa.

En opinión de la agencia, las reformas que emprende el Gobierno chino, que "podrán transformar el sistema económico y financiero" en un tiempo, no prevendrán un mayor aumento de la deuda. El Gobierno de Beijing tiene como prioridad evitar la formación de burbujas y riesgos financieros, de modo que ha endurecido la regulación y el control de los bancos y las entidades financieras que pueden estimular el crédito. Tamibén ha  subido con extrema precaución algunos tipos de interés a corto plazo.

La contrapartida a este trabajo de restricción crediticia son los estímulos públicos para mantener el tono del crecimiento, y de ahí que se prevea más deuda. Moody's espera que China, que ya se ha ralentizado desde tasas de crecimiento cercanas al 9% hasta el 6,9% del primer trimestre, se estabilice a medio plazo, y de forma gradual, en el entorno del 5. La firma calcula que la deuda pública china alcance el 40% en 2018 y siga subiendo al entorno del 45%. No obstante, el principal riesgo para la economía es la deuda privada, en el entorno del 300% del PIB.

Los analistas consideran que el efecto de la rebaja será limitado, dado que China no depende de capital extranjero y el control del Gobierno sobre la economía. Pero la ralentización del país es un asunto muy sensible, y los medios oficiales chinos no han hecho referencia a la rebaja. El ministro de finanzas declaró, según Reuters, que la decisión de Moody's está basada en una metodología incorrecta que exagera los riesgos.

La perspectiva de calificación de Moody's ha pasado a estable desde negativa, y la agencia no tiene un calendario para revisar dicho rating. Marie Diron, del equipo de análisis de deuda soberana de Moody's, señala que los riesgos para el sistema financiero están "en general equilibrados".

Normas