Primarias PSOE

Rajoy descarta un adelanto electoral tras la victoria de Pedro Sánchez

El presidente espera mantener la colaboración con el PSOE en asuntos de Estado

Podemos, dispuesto a retirar su moción de censura si los socialistas registran otra

Atlas

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha descartado la posibilidad de que se adelanten las elecciones generales, tras la victoria de Pedro Sánchez en las primarias del PSOE. "No habrá adelanto electoral", ha zanjado de manera rotunda en una rueda de prensa este lunes por la mañana en la sede de Génova, tras la reunión del Comité Ejecutivo del PP.

"Este Gobierno lleva solo siete meses. Después del disparate que vivimos en 2016, conmigo que no cuenten para generar inestabilidad en España. Yo apuesto por la sensatez y seguiremos buscando acuerdos", ha recordado.

El triunfo del exlíder de los socialistas complica la legislatura a los conservadores, puesto que PP y PSOE han mantenido un diálogo fluido durante los siete meses de interinidad en Ferraz. Ambos partidos han aprobado juntos medidas como la subida del salario mínimo a 800 euros. La abstención de 68 diputados socialistas fue lo que permitió el pasado mes de octubre que Rajoy siguiera en el Palacio de La Moncloa. Sánchez se ha mostrado muy crítico con la colaboración entre ambas formaciones y basó su campaña en el rechazo al PP.

El presidente ha señalado que espera seguir colaborando con el PSOE en asuntos como Cataluña, las relaciones con la UE y la política de defensa. "Para mí no ha cambiado nada con el PSOE. En algunos temas sería muy positivo el concurso del PSOE, pero si no es posible buscaremos otras mayorías", ha afirmado Rajoy. Esta geometría variable en los apoyos ya ha sido utilizada en anteriores ocasiones durante los primeros meses de legislatura como el decreto de la estiba, que se aprobó con la ayuda de PDeCAT, y los primeros pasos de la tramitación de los presupuestos, con el voto a favor de Ciudadanos, PNV, UPN, Foro Asturias y CC.

El arrollador triunfo de Sánchez en las primarias socialistas ha sorprendido a multitud de políticos y analistas. El nuevo secretario general sacó el 50% de los votos frente al 40% de la presidenta andaluza Susana Díaz, que partía como favorita y que logró más avales.

Una vez pasadas las primarias, la situación de guerra interna no se ha frenado en el PSOE. Adriana Lastra, coordinadora de la campaña de Sánchez, ha recordado en una entrevista en Onda Cero que solo una veintena de diputados se mantuvo en apoyo a Sánchez y ha pedido lealtad a los presidentes regionales del partido, que se habían significado a favor de Díaz. "Les pediría que pidan disculpas a su militancia. Ellos son barones porque representaban a su militancia y en los últimos meses dejaron de hacerlo. Lo que ayer dijo el partido fue o volvéis a representarnos o vais a dejar de hacerlo. Esa es la lección con la que se tienen que quedar", ha afirmado Lastra.

Por su parte, el grupo parlamentario de Unidos Podemos ha ofrecido al líder de los socialistas la retirada de la moción de censura contra Rajoy si Sánchez registra la suya propia. “Si Pedro Sánchez presenta una moción de censura en el Congreso de los Diputados, nosotros estaríamos dispuestos a retirar nuestra moción para hablar de la moción que haya presentado el PSOE e intentar hacerla viable”, ha afirmado Pablo Echenique, secretario de Organización de Podemos, en la rueda de prensa.

El líder de la formación morada, Pablo Iglesias, mantuvo una conversación telefónica con Sánchez, en la que ambos compartieron que era “insostenible la situación del PP, cercado por la corrupción, en el Gobierno”.

La portavoz nacional de Ciudadanos, Inés Arramadas, ha felicitado a Sánchez por su victoria en las primarias, aunque ha lamentado que “solo se base en su no a Rajoy, pero no tenga un proyecto para España”


Normas