Sacar del arca el talento español en la gestión

España es un buen ejemplo de lo complicado que resulta crecer a los buenos gestores

Sacar del arca el talento español en la gestión

El refranero español es una gran fuente de metáforas útiles. Una de ellas es “el buen paño, en el arca se vende”. Estarán de acuerdo en que, en el mundo de los fondos de inversión, no siempre el premio de la cifra de activos bajo gestión va ligado a la calidad de los productos o a la capacidad de los gestores. No es el mejor paño el que más se vende y no porque el bueno sea mucho más caro.

El panorama de la gestión en España es un buen ejemplo de lo difícil que les resulta crecer a algunos gestores. Tras años de buen hacer, gestores independientes como Carlos Cerezo (Belgravia), el equipo de Cartesio o los gestores de Lierde, han conseguido situarse en el grupo de los que tienen varios cientos de millones de euros bajo gestión. Otros casos de éxito, como Magallanes, AzValor y Cobas, ya están entre los que superan el billion y se unen a veteranos como EDM y Bestinver.

Afortunadamente, y tomando prestado el lema de Belgravia Capital, los activos llegan tras un plazo razonable siempre que el inversor percibe que al fin y al cabo “es cuestión de resultados”. Pero son pocos los que presumen de dichas cifras de activos bajo gestión. Casi la mayoría está en ese ingrato bucle de que “no eres más grande porque no eres grande”.

Nosotros pensamos que en España hay mucho talento de gestión. Llevamos años apostando por gestores sobresalientes y nos agrada que hoy sean los habituales entre los fondos preferidos por los inversores. Queremos seguir descubriendo talento y sacándolo del arca. Lo que no se enseña... no se compra.

En 2011, arrancó nuestro fondo Smart-ISH, Fondo de Gestores, integrado por lo que consideramos la crème de la crème de la gestión española. Detrás de la idea del fondo hay un trabajo de identificación de gestores para los que gestionar es vocacional. El universo de gestores ha ido evolucionando durante estos años y hoy son 126 los fondos que lo integran. Entre todos ellos, los elegidos para la cartera de Smart-ISH son 16 y si tenemos en cuenta el resto de nuestra gama de fondos de fondos, el número de fondos de gestores españoles que tenemos en cartera se eleva hasta la treintena.

De todos ellos, nos gustaría destacar las cinco nuevas incorporaciones. Comparten su preferencia por la inversión en acciones y la filosofía del value investing. Acumulan muchos años de experiencia y han decidido lanzarse a la aventura de la gestión independiente.

Los más antiguos son Walter Scherk y Jean-Claude Felguera, al frente de Algar Global Fund, cuyo valor liquidativo se remonta a marzo de 2013. En los tres últimos años acumula una rentabilidad del 63,4% y este año se sitúa entre los más rentables (15,3% a cierre de abril). Siguiendo el criterio de antigüedad, la segunda ha sido True Value FI, gestionado por Alejandro Estebaranz y José Luis Benito. Conocidos en las redes sociales y amantes del value, han logrado una rentabilidad muy atractiva en los tres últimos años (63,7%) y un 10,9% en 2017. Los terceros son Luis de Blas y Jesús Domínguez, de Valentum, que combina value y momentum en la selección de acciones, y viene pisando fuerte. Un 61,5% acumulado a tres años y un 16,3% en los cuatro primeros meses de 2017.

En enero de 2015 nació el proyecto que unió a Alejandro Muñoz (ex Ángulo Verde) y José Antonio Larraz. Un tándem con mucha experiencia en private equity que aplican a la selección de compañías. La búsqueda de buenas ideas fuera del radar de los inversores más populares es una de sus propuestas de valor añadido. El fondo, Equam Global Value, cerró 2016 con una rentabilidad del 17% y acumula un 10,9% en 2017. El más joven es Francisco López Posadas y DIP Lift Global Value Fund. Comparte con Equam sus orígenes en el private equity y es defensor del value con un criterio de sostenibilidad y visibilidad en los beneficios. Tiene un enfoque flexible: si no encuentra buenas ideas a buen precio, prefiere mantener razonables niveles de liquidez en cartera. En sus casi 12 meses de vida, acumula un resultado del 11,9%, un 4,6% en el primer cuatrimestre de 2017, con un nivel de inversión actual del 49%.

En los cinco casos, sus buenos números, su compromiso, su nivel de transparencia y sus años de experiencia no están respaldados por la cifra de activos bajo gestión. Solo True Value supera los 50 millones de euros de AUM. Valentum, Algar y Equam pasan de los 30 millones, mientras que Lift Global Value está a punto de alcanzar los 15 millones. Poco a poco irán haciéndose un hueco en el panorama de la gestión. Como selectores de fondos, nuestra tarea es dar con buenos gestores. Aun siendo un paño de gran calidad, preferimos sacarlos del arca para que los inversores puedan conocerlos.

Marta Campello es gestora de activos en Abante.

Normas