El Estado colombiano baraja la venta de su 32,5% de la filial conjunta con Telefónica

El Estado asume el coste de las pensiones de los jubilados de la antigua matriz

Telefónica siempre ha considerado a Colombia como un mercado muy atractivo

Telefónica
Instalaciones de Telefónica en Colombia.

Paso de relevancia en la recapitalización de Colombia Telecomunicaciones (Coltel), la filial conjunta en el país de Telefónica y el Estado sudamericano, cuyo capital se reparten en un 67,5% y un 32,5%, respectivamente. Una operación que en su conjunto rondará los 1.400 millones de euros.

Así, el Gobierno comunicó que los derechos pensionales de los cerca de 16.000 ex trabajadores de la antigua Telecom, origen de Coltel, serán asumidos por el Estado y los recursos derivados de la capitalización por parte del accionista mayoritario se depositarán en una cuenta especial del Tesoro Nacional, cuyo fin único será atender las obligaciones pensionales. En un comunicado, el Ministerio de Hacienda colombiano precisó que esta operación no tendrá impacto en el Presupuesto General de la Nación, ni compromete los recursos provenientes de la Reforma Tributaria Estructural, sino la asunción de obligaciones por parte del Estado en proporción a su participación en Coltel.

El Ministerio, que precisó que la capitalización se llevaría a cabo tanto por parte del Estado como de Telefónica, abrió la puerta a la venta de sus acciones en la compañía. “El Gobierno no tiene vocación de permanencia como accionista de Coltel. Esta operación también facilita de desinversión en esta sociedad en el momento oportuno, para así concentrar los recursos públicos en la inversión social”, dijo.

La opción de que el Estado colombiano venda su participación en Coltel ha sido contemplada por Telefónica desde hace tiempo. La operadora española no se ha pronunciado sobre una posible compra de la participación, si bien siempre ha considerado a Colombia como un mercado muy atractivo y con un fuerte potencial de crecimiento. Al cierre de marzo, Telefónica Colombia contaba con 16,5 millones de clientes, un 3% más que en la misma fecha del pasado año. Asimismo, los ingresos aumentaron un 4,4% en el primer trimestre hasta superar los 388 millones de euros.

Coltel quedó en patrimonio negativo, entrando en causa de disolución a final de 2016, como consecuencia del aumento de los pasivos, derivado de la devaluación del peso y el incremento de la inflación. Desde entonces, Telefónica y el Gobierno han estado negociando para tratar de llegar a un acuerdo de recapitalización.

Normas