Telefónica y el Gobierno de Colombia planean inyectar 1.400 millones a su filial conjunta

El Estado prevé inyectar 376 millones en la filial local de Telefónica

El Congreso del país tramita la aportación de fondos

Telefónica
Logotipo de Telefónica en su sede del Distrito C.

El proceso de recapitalización de Colombia Telecomunicaciones (Coltel), participada por Telefónica en un 67,5% y el Estado colombiano en un 32,5%, avanza hacia su resolución. Así, el Gobierno capitalizará la compañía con un total de 1,2 billones de pesos (unos 376 millones de euros), para cubrir los pasivos derivados de las pensiones de los empleados de la antigua Telecom, compañía de origen de la actual Coltel.

Según Reuters, que cita fuentes del Congresos colombiano, el legislativo tiene que aprobar la inyección de recursos estatales a Coltel esta semana. En esta línea, la emisora Blu Radio señaló empezó a discutirse este miércoles en el Congreso de la República. Al cierre de esta edición, no había habido ninguna resolución definitiva.

Los recursos procederán de una reforma tributaria que entró en vigor en enero. “Se constituirá una cuenta especial en la Dirección de Crédito Público en la que se depositarán los recursos para atender los derechos de pensiones de los 15.000 pensionistas, y el Gobierno reglamentará la forma en la que se articulen dichas operaciones”, dijeron. Las obligaciones de las pensiones serán asumidas por el Ministerio de Hacienda.

Telefónica, a su vez, aportará en torno a 3,2 billones de pesos (cerca de 1.000 millones de euros), en función de su actual participación. En el mercado se ha apuntado en las últimas semanas que las aportaciones de Telefónica se situarían entre 900 y 1.000 millones.

En este sentido, el director financiero y de estrategia de Telefónica, Ángel Vilá, explicó la pasada semana en la conference call que siguió a la presentación de los resultados del primer trimestre, que las negociaciones entre la empresa y el Gobierno colombiano habían progresado, indicando que las autoridades tenían que articular el proceso. “Los asesores que tenían que contratarse, ya se han contratado, y nosotros estamos haciendo progresos en las negociaciones, que están encaminadas a afrontar la recapitalización de la compañía con el pago de los pasivos”, dijo el ejecutivo.

Ambas partes llevan negociando la operación desde hace varios meses. Coltel quedó en patrimonio negativo, entrando en causa de disolución a final del pasado año, como consecuencia del incremento del valor de los pasivos como consecuencia de la devaluación del peso colombiano y el aumento de la inflación.

En términos operativos, durante el primer trimestre, Telefónica Colombia mantuvo la tendencia de crecimiento. Los accesos totales aumentaron un 3% hasta 16,5 millones, de los que 13,6 millones corresponden a la telefonía móvil (un 4% más).

Los ingresos crecieron un 4,4% más hasta 388 millones de euros, si bien, sin el impacto regulatorio, habrían subido un 6,1%. Telefónica Colombia, registró un beneficio operativo antes de depreciaciones y amortizaciones (oibda) de 129 millones de euros, un 5% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, mientras que el margen se situó en el 33,4%, 0,2 puntos porcentuales más. La inversión aumentó un 54,7% hasta 60 millones, como consecuencia de la renovación de la licencia asociada a los servicios de televisión, así como la modernización de las redes de móvil 4G y de banda ancha fija.

Normas