Inversión

Los March salen de ACS con la venta del 2,6% por 270 millones

La desinversión se suma a la colocación de un 5% de la constructora en el primer trimestre

Corporación Alba toma un 18% de la firma de gestión de residuos Alvinesa y un 30% del grupo de telecomunicaciones marinas Satlink

Sede central de ACS en Madrid.
Sede central de ACS en Madrid.

Uno de los accionistas fundadores de ACS, la familia March, ha puesto punto final a su trayectoria en el grupo de infraestructuras con la venta del 2,6% que mantenía en su cesta de participadas.

La desinversión ha ascendido a 270 millones, según ha reconocido el brazo inversor Corporación Financiera Alba a la CNMV. La relevante salida venía produciéndose a cuentagotas y se concluye semanas después de que el empresario turístico Miguel Fluxá colocara su paquete del 5,6% en ACS.

Los March han obtenido unas plusvalías de 137,5 millones con esta última operación, según revela en el informe de resultados trimestrales de Alba. La entidad llegó a ser primera accionista de ACS, en la que contaba con más del 20% del capital entre los años 2006 y 2009. Pero en los últimos años, coincidiendo con la crisis de la obra civil en España y el rápido crecimiento internacional de ACS, los propietarios de Banca March habían decidido diversificar sectores en su cesta de inversiones. De hecho, la construcción pesaba un 22% en el valor de las participaciones de Alba al cierre de 2016, cota que bajó al 9% a finales de marzo y que se acerca a cero en estos momento.

Alba ha soltado en la primera mitad de este 2017 su último 7,6% en ACS con una plusvalía total de 350 millones.

El papel de primer accionista de ACS lo desempeña el presidente del conglomerado, Florentino Pérez, con el 12,5% del capital. La empresa tiene un objetivo de crecimiento del 10% en la producción en 2017 y 2018, y del 7% al 10% en el beneficio.

Fuertes desinversiones

Corporación Alba ha obtenido un beneficio neto de 380 millones en el primer trimestre sin tener en cuenta esta última operación relacionada con papel de ACS, ejecutada una vez concluido el periodo declarado. La cifra supone multiplicar casi por seis las ganancias del primer cuarto de 2016.

Buena parte del incremento en el resultado neto se debe, precisamente, a las plusvalías obtenidas con la venta previa de un 5% de la constructora, por 473 millones, y a la revalorización a precios de mercado del resto del paquete. La citada colocación del 5% generó una plusvalía de 213,7 millones y una TIR del 11,4% anual en más de 19 años. Con todo, Alba ha soltado en la primeea mitad de este 2017 su último 7,6% en ACS con una plusvalía total de 350 millones.

Las desinversiones del holding durante el primer trimestre han ascendido a 557 millones, por los 64 millones en desinversiones. Además de soltar amarras en ACS, los March han abandonado el capital de Flex.

En el capítulo de las incorporaciones a la cesta de participaciones, Alba ha tomado un 4,3% de Parques Reunidos (49 millones), y el 44,8% de la distribuidora de gas propano en Portugal Gascan. Con el primer trimestre ya finalizado, las nuevas inversiones se han dirigido hacia los sectores de la gestión de residuos, con la toma del 18% de Alvinesa, y de las comunicaciones marinas por satélite, donde se ha hecho con el 30% de Satlink.

Corporación Alba es titular del 19% de Acerinox, el 12,1% de BME, tiene un 10% de Ebro Foods, o el 11,3% de Indra, entre otras participaciones en cotizadas.

 

Alba salió del consejo el pasado verano

Corporación Financiera Alba renunció en junio del año pasado, cuando controlaba el 11,7% de ACS, a tener representación en el consejo del grupo. Entonces contaba con dos dominicales: Pablo Vallbona y Javier Fernández. La entidad explicó su salida por la entrada en vigor de la normativa de abuso de mercado.

Normas