Jinn, la 'app' de reparto de productos bajo demanda, capta 10 millones para acelerar su crecimiento

Ha sido liderada por STE Capital, con participación de Samaipata Ventures y otros inversores.

La compañía, liderada por un equipo de españoles, suma ya un millón de pedidos.

Jinn, empresa londinense con operaciones en España, liderada por un equipo de españoles afincados en Reino Unido y parte del portfolio de Samaipata Ventures, fondo liderado por el fundador y ex CEO de La Nevera Roja, José del Barrio, ha conseguido 10 millones de financiación adicional. La compañía ha captado hasta la fecha unos fondos de 20 millones, pues ya había levantado otros 7,5 millones en una ronda de Serie A en marzo del pasado año y en otra de capital semilla en 2015. Esta última ronda ha sido liderada por STE Capital, con participación de Samaipata Ventures y otros inversores.

Jinn, una aplicación móvil de reparto bajo demanda de todo tipo de productos, de cualquier restaurante o tienda, en  menos de una hora, ha sobrepasado recientemente el millón de pedidos completados. Según la compañía, ha doblado el número de pedidos realizados en el primer trimestre de 2017 frente al mismo periodo de 2016. Con los nuevos fondos captados, Jinn buscará acelerar su crecimiento, consolidar su presencia en los mercados donde está y avanzar hacia la rentabilidad.

El servicio, de momento, está disponible en España y Reino Unido. La empresa asegura tener márgenes de contribución positivos en los sus mercados, y dice que espera alcanzar la rentabilidad el año que viene. 

Aunque la compañía recoge y reparte todo tipo de productos de cualquier establecimiento y los lleva a cualquier lugar, la comida de restaurante es hoy su categoría más popular. Las otras categorías que más crecen son la compra en supermercados y otros comercios. Jinn planea mejorar su oferta y reducir sus costes de envío con nuevos acuerdos con empresas. A día de hoy cuenta con 1000 compañías asociadas, que aparecen listadas en la aplicación y están integradas con la plataforma a cambio de una comisión sobre cada venta.

Jinn quiere que su tecnología permita a cualquier comercio con una tienda física ofrecer sus productos online para repartirlos bajo demanda. "El servicio es más rápido que los repartos bajo demanda de algunas grandes marcas de ecommerce debido a que los pedidos son recogidos directamente de las tiendas más cercanas en lugar de recogerse en almacenes", defienden los responsables de la compañía. 

Normas