Sabadell ofrece bonos a particulares que pagan el cuádruple que los depósitos

El banco ofrece deuda que da el 0,4% a partir de 1.000 euros

Es la tercera emisión que el banco realiza entre clientes de oficina

banco sabadell
El presidente del Banco de Sabadell, Josep Oliu.

Banco Sabadell ha vuelto a lanzar al mercado una emisión de bonos destinadas a particulares en un entorno en el que los bajos tipos de interés han impulsado a las entidades financieras a recurrir a fórmulas alternativas a los depósitos. En este caso, se trata de una colocación de bonos sénior por importe de 400 millones de euros, ampliable hasta 600 millones de euros. La deuda expirará en junio de 2019.

Una colocación, dirigida al público en general, que ofrece un tipo de interés nominal del 0,4% pagadero trimestralmente, muy por encima del 0,09% del interés medio de los depósitos a hasta un año o del 0,15% en los de entre 12 y 24 meses, según los datos de marzo del Banco de España.

Banco Sabadell ha anunciado que solicitará la cotización de esta emisión en el mercado SEND de renta fija. El importe mínimo de suscripción fijado para esta emisión se ha situado en los 1.000 euros y el máximo en tres millones. Los interesados en acudir a esta emisión tienen de plazo hasta el 16 de junio. Ese día se cierra el plazo para comprar los bonos. Un informe Solventis determina que la rentabilidad en el mercado mayorista de estos bonos oscilaría entre el 0,25% y el 0,4%. Es decir, la rentabilidad es más que correcta.

El pasado año, la entidad que preside Josep Oliu realizó cinco colocaciones de bonos simples con vencimiento a uno o dos años con rentabilidades que oscilaban entre el 0,75% y el 0,4%. Con esta colocación, la entidad ha llevado a cabo tres emisiones en el año en curso. La primera se lanzó en enero. Dos meses después repitió la estrategia y ahora renueva su apuesta.

A través de alternativas como esta, las entidades financieras logran captar los recursos ajenos de la misma forma que con las imposiciones a plazo pero ahorrándose las aportaciones al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD). Hasta ahora las entidades financieras debían entregar el 0,2% anual del importe captado por medio de los depósitos, pero con vistas a este año la norma ha cambiado y los bancos deberán realizar aportaciones en función de los niveles de solvencia, la calidad de sus activos y del modelo de negocio del banco.

Normas