Turismo

Las ventas de Meliá crecen un 5,4% en el primer trimestre

El ingreso por habitación sube un 8% por el alza de precios

El pasivo aumenta un 14,7% hasta los 622 millones

El consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer.
El consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer.

Meliá Hotels International obtuvo un beneficio neto atribuido de 20,4 millones de euros entre enero y marzo, lo que supone un 8,5% menos que en el mismo período de 2016, según informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Todo ello pese a que el resto de indicadores sí crecieron con la misma intensidad que en el cierre del pasado ejercicio, en el que registró resultados récord (100,7 millones de beneficio neto atribuido y unas ventas de 1.805 millones, con crecimientos del 180% y del 3,5% respecto a 2015). La facturación alcanzó los 420,3 millones de euros, un 5,4% más (21,3 millones de aumento) que en el primer trimestre de 2016 gracias al buen momento del sector hotelero. El ingreso por habitación disponible, el principal indicador de rentabilidad, ha crecido un 8%, gracias en gran medida (la compañía lo justifica en un 83%) a la subida de precios. El negocio ha ido incluso mejor en España, en el que la llegada de viajeros extranjeros se incrementó un 13,9% hasta marzo, lo que ha provocado que el ingreso por habitación se haya disparado un 12,5%.

El pasivo de la firma presidida por Gabriel Escarrer se ha incrementado un 14,7% en los tres primeros meses de 2017 y se ha situado en 622 millones de euros, rompiendo la tendencia de desapalancamiento iniciada el pasado ejercicio. Pese a ello, la compañía insiste en que el objetivo para final de año es acabar con una relación entre deuda y ebitda entre 2 y 2,5 veces.

Normas