Para el empleo de las tecnológicas indias, América va primero

Están ampliando servicios que requieren pasar más tiempo con los clientes en el extranjero

Infosys quiere contratar 10.000 estadounidenses en dos años

Es posible que América llegue la primera (America First, como en el eslogan del presidente Donald Trump) en la carrera por los empleos externalizados por las empresas indias, que están ampliando servicios que requieren pasar más tiempo con los clientes en el extranjero.

Sin embargo, enviar a más indios fuera puede chocar con los esfuerzos de Estados Unidos por limitar los visados. El plan de la tecnológica india Infosys de contratar 10.000 estadounidenses en dos años mata dos pájaros de un tiro. Son buenas noticias para Trump, pero malas para el primer ministro indio, Narendra Modi.

El empleo es una prioridad para ambos. Unos 12 millones de personas se incorporan a la fuerza laboral india cada año. Los datos oficiales son imprecisos, pero hay tan pocos empleos formales que 2,3 millones de personas solicitaron 368 empleos de administrativo de bajo nivel en el Estado indio de Uttar Pradesh en 2015.

Y aunque el desempleo en Estados Unidos está en el 4,5%, su nivel más bajo desde 2007, Trump también quiere crear nuevos puestos de trabajo y mantener los que ya hay. Sin duda, alabará los planes de Infosys para contratar y abrir nuevos centros tecnológicos, entre ellos uno en Indiana, la ciudad natal del vicepresidente, Mike Pence.

Es cierto que resultará más caro que contratar graduados indios a bajo coste, entrenarlos y enviarlos al extranjero. Pero los márgenes de beneficio de las empresas indias de TI tienen salud suficiente para absorber los costes más altos. Infosys tampoco prevé ningún impacto en los empleos indios por ahora.

Eso puede cambiar a largo plazo dado el crecimiento de servicios, como la inteligencia artificial, que requieren que los empleados estén más cerca de los clientes. Norteamérica representa el 62% de los ingresos de las empresas de TI de India. Y se requieren visados para hasta cuatro quintas partes de los trabajadores de estas empresas en EEUU. Por lo tanto, las compañías pueden tener pocas opciones aparte de adaptarse.

Para las tecnológicas indias, América va primero, India después.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de Cinco Días.

Normas