Infraestructuras

Renfe avanza en el concurso de la alta velocidad de California

Compite contra China Railway, Deutsche Bahn, Trenitalia y Stagecoach

El operador público participa en consorcio con Globalvía y el Adif

La CHSRA seleccionará un operador ferroviario con experiencia

Proyecto de Alta Velocidad en California. Fase 1 en azul y fase 2 en naranja.
Proyecto de Alta Velocidad en California. Fase 1 en azul y fase 2 en naranja.

El consorcio español formado por Renfe, Globalvía y Adif ha superado la primera fase del concurso para la operación de la primera línea de alta velocidad en Estados Unidos, concretamente en California. El trío de empresas ha sido incluido por la Autoridad de Alta Velocidad de California (CHSRA) en la lista de candidatos a gestionar la línea entre Sacramento/San Francisco, Los Ángeles y San Diego. Enfrente tiene cuatro UTEs controladas en su mayor parte por gigantes públicos.

El primer consorcio rival es el de China Railway; el segundo grupo  está encabezado por la germana Deutsche Bahn; la firma pública italiana Trenitalia lidera el tercer equipo, y la británica Stagecoach es el único integrante del cuarto oponente en liza frente a Renfe.

La CHSRA primará en su elección la experiencia en alta velocidad para el asesoramiento en el desarrollo inicial del sistema, incluyendo material rodante, infraestructuras, sistemas y estaciones. Posteriormente, ese socio de referencia tendría posibilidades de convertirse en el responsable inicial de las operaciones del tramo entre el Silicon Valley y el Central Valley.

La línea de alta velocidad diseñada en California prevé alcanzar en 2029 una longitud de 1.287 kilómetros y contará con 24 estaciones

El contrato abierto a licitación tiene dos fases. La primera se desarrollará sobre un preacuerdo en el que el operador seleccionado trabajará con la CHSRA en el diseño, desarrollo y definición de los aspectos técnicos y comerciales del servicio de alta velocidad. La cantidad máxima recogida por la CHSRA para esta fase asciende a 30 millones de dólares por un periodo de seis años.

En la segunda fase, el operador será responsable de preparar y desarrollar la operación conforme a un acuerdo de franquicia negociado posteriormente sobre la base del plan financiero definido por las autoridades estadounidenses.

La línea de alta velocidad diseñada en California prevé alcanzar en 2029 una longitud de 1.287 kilómetros y contará con 24 estaciones. Los trenes circularán a una velocidad punta de 320 kilómetros por hora.

La candidatura de Renfe al AVE estadounidense llega 25 años después del estreno de la primera línea de alta velocidad en España, la Madrid-Sevilla. Desde el Ministerio de Fomento se ha instado a las empresas públicas a lanzar proyectos de internacionalización, siendo el del AVE entre La Meca y Medina, en Arabia, la primera experiencia de Renfe. La compañía que preside Juan Alfaro descartó la semana pasada, y en pleno Brexit, acudir al concurso para la operación del AVE en Reino Unido

Normas