El BCE enfría la expectativa de una subida de tipos

Los tipos seguirán bajos mucho tiempo más allá del fin de las compras

Las compras de deuda se mantienen en los 60.000 millones de euros al mes

BCE
Vista del logotipo del Banco Central Europeo (BCE) en su sede de Fráncfort, Alemania. EFE

En el 0%. Así quedan los tipos de interés un mes más  tras la reunión mantenida hoy por el Banco Central Europeo (BCE) en la que no se preveían cambios en la política monetaria. Tampoco se esperan novedades en el discurso de Mario Draghi durante la rueda de prensa a partir de las 14.30 horas. Los expertos señalan que la autoridad monetaria se mantiene cauta y prefiere no mover ficha antes de la segunda vuelta de las elecciones francesas que se celebra el 7 de mayo.

Asimismo, el tipo aplicado a la facilidad de préstamo continuará en el 0,25% y el interés de la facilidad de depósito seguirá en el -0,40%.

Además, aunque la inflación de la zona euro ha escalado en los últimos meses, el pasado marzo bajó en medio punto, al 1,5%, al reducirse el efecto de la energía. Es por eso que el BCE no cree que la inflación vaya a repuntar de forma sostenida hasta su ideal del 2%.

El BCE de hecho ha enfriado cualquier expectativa de retirada de estímulos. En el comunicado posterior a su reunión afirma que el Consejo de Gobierno sigue esperando que los tipos de interés oficiales del BCE se mantengan en los niveles actuales, o en niveles inferiores, durante un período prolongado que superará con creces el horizonte de sus compras netas de activos.

"El Consejo de Gobierno confirma que las compras netas continuarán al nuevo ritmo de 60.000 millones de euros mensuales hasta el final de diciembre de 2017 o hasta una fecha posterior si fuera necesario y, en todo caso, hasta que el Consejo de Gobierno observe un ajuste sostenido de la senda de inflación que sea compatible con su objetivo de inflación", añade el comunicado de la institución.

Además, el BCE indicó que las compras netas se llevarán a cabo paralelamente a la reinversión del principal de los valores adquiridos en el marco de este programa que vayan venciendo. “Si las perspectivas fueran menos favorables, o si las condiciones financieras fueran incompatibles con el progreso del ajuste sostenido de la senda de inflación, el Consejo de Gobierno prevé ampliar el volumen o la duración de este programa”, agregó.

Así, los analistas califican esta reunión como de "transición" y opinan que Draghi esperará al menos a junio, cuando tendrá sus nuevas proyecciones de crecimiento e inflación, para volver a calibrar los riesgos. Será entonces cuando es posible que anuncie algún cambio en las políticas del BCE o cambie el tono de su comunicado.

“Estaríamos sorprendidos si el BCE ofrece este jueves nuevas señales”, apuntan los analistas de Nordea, quienes consideran que un discurso por parte de Draghi calcado al de la anterior reunión sería percibido como ligeramente 'dovish', lo que alejaría la discusión sobre la retirada de estímulos.

Normas