La venta de PC cae en España pese a que ya sube en Europa

El mercado volvió a ceder un 2,8%, con un sector público aún ausente

Los equipos que más crecen son los ‘premium’ y los de ‘gaming’

Fabricantes de PC Ampliar foto

El mercado de ordenadores ha vuelto a caer en España en el primer trimestre del año, aunque el retroceso se suaviza, según los datos preliminares de IDC. Entre enero y marzo, la industria vendió 788.000 unidades, un 2,8% menos que en el mismo periodo de 2016. El negocio en el país no ha logrado remontar el vuelo pese a que sí lo ha hecho en Europa. En EMEA (Europa, Oriente Medio y África), las ventas subieron en el trimestre un 1,5%, y la subida fue mayor en Europa Occidental, un 3,4%.

De nuevo, el mercado empresarial, con una caída del 8,9%, es el que ha penalizado las ventas en España, pues en consumo las ventas han logrado impulsarse un 2,3%. El sector público se mantiene prácticamente ausente. La Administración Pública apenas si ha llevado a cabo en el trimestre alguna operación, tras un largo segundo semestre de 2016 paralizado por la falta de Gobierno y el retraso en la aprobación de los presupuestos. En la industria se espera, no obstante, que una vez estabilizada la situación política y económica se produzcan algunas contrataciones importantes, alguna ligada al sector educativo.

Otra razón para el optimismo en el entorno empresarial, apuntan, es que la migración a Windows 10 de muchas empresas y organizaciones aún está pendiente, “y ya no hay excusas para esperar. Hay razones, especialmente en seguridad, que aconsejan a moverse a ese sistema operativo”, dicen.

Respecto al mercado de consumo, los fabricantes esperan un segundo trimestre plano o con ligeras caídas. “No habrá crecimiento hasta la campaña de vuelta al cole, que arranca en julio o agosto”. Según IDC, ya en febrero y marzo, las ventas en consumo cayeron un 6,3% y un 5%, respectivamente, tras una buena campaña de Navidad.

Por tipo de ordenador, los de sobremesa volvieron a sufrir más caída en el trimestre (un 9,9%), que en portátiles, que subieron un 0,3%. Las dos líneas que más han crecido (un doble dígito alto) en el sector fueron los ordenadores premium (equipos con un buen diseño y calidad y que cuestan más de 800 euros en consumo y 1.000 euros en empresa) y los de gaming, aunque aún tienen poco peso en el sector. Fuentes de la industria aseguran que hay nuevos formatos, como los llamados 360 (portátiles que se giran y se convierten en tabletas) que van a tirar fuerte porque llegarán al mercado en distintos tamaños de pantalla, y los ultrafinos, los cuales saldrán en bandas de precios más bajas.

Por fabricantes, HP, que ha vuelto a recuperar el liderazgo mundial en el primer trimestre y domina todos los mercados (salvo China), creció un 5% en España. La firma cerró marzo con una cuota del 31,4%. Lenovo, más dependiente del mercado profesional, apenas creció un 0,1%. La empresa china siguió segunda, con una cuota del 25,5%. Asus, que cayó un 25,1% acabó tercera, con el 10,8% del mercado. Acer, que parece haber recuperado tono (tras limpiar stock), aumentó sus ventas un 51%, mientras Apple, quinta en el ranking, retrocedió un 3,1%. Ambos fabricantes cerraron el trimestre con unas cuotas del 10,6% y un 6,9%, respectivamente.

Normas