sueldo Merlin
Ismael Clemente, consejero delegado de Merlin.

Merlin, la inmobiliaria donde el sueldo medio por empleado es de 113.800 euros

La remuneración variable representa el 52% del sueldo

Multiplica por dos lo que gana una trabajador en una empresa del Ibex

El sueldo medio en un empleado de Merlin Properties se escapa enormemente de la media de las empresas del Ibex y más todavía del salario del común de los españoles. Las cifras aportadas por la socimi apuntan a que sus trabajadores cobran más de 100.000 euros al año, en gran parte debido al variable.

El salario medio por empleado de Merlin alcanzó el pasado año los 113.800 euros, según los datos presentados en la junta de accionistas celebrada este pasado miércoles. De esa cifra se excluye a los dos ejecutivos miembros del consejo de administración: Ismael Clemente, consejero delegado, y Miguel Ollero, director general corporativo.

Del monto total, 55.300 euros corresponden al sueldo fijo de estos empleados en 2016. Sin embargo, la cantidad variable, relacionada con la productividad y resultados, es aún mayor, ya que alcanza los 58.500 euros. Esa retribución fluctuante representa el 52% del salario, según la empresa. Todos los trabajadores reciben bonus.

La compañía, creada hace tres años, emplea a 165 personas. La plantilla ha ido creciendo en los dos últimos años con la adquisición de Testa a Sacyr y tras la absorción del negocio comercial de Metrovacesa. La actividad de la empresa es la compra y gestión de propiedades inmobiliarias: edificios de oficinas, centros comerciales, tiendas y parques logísticos, principalmente.

Según la inmobiliaria, se trata “del mayor salario de todo el Ibex 35”, como recoge en una presentación para accionistas. La empresa sitúa esa remuneración entre las firmas del selectivo en 51.382 euros, menos de la mitad de lo que cobra un trabajador de Merlin. En el caso del salario medio de los españoles, la cifra se situó el pasado año en los 26.710 euros, según datos del Instituto Nacional de Estadística.

Además, la compañía explica que en su política de remuneración se produce la “menor discriminación salarial de todo el Ibex 35”, entre los directivos que más ganan y los trabajadores que menos, en concreto, 40 veces más entre el sueldo más alto y el más bajo, frente a 84 veces de media en las 35 empresas del selectivo español.

En el caso de los consejeros ejecutivos, Clemente cobró el pasado año 6,2 millones y Ollero 6,1 millones, una retribución que previsiblemente se reducirá en 2017 tras la aprobación de un nuevo plan de remuneración.

Normas
Entra en EL PAÍS