Entrevista

Eduardo Rojas: “Hace falta más dinero en conservación que en extinción de incendios”

El decano del Colegio Oficial de Ingenieros de Montes resalta la importancia de los bosques y critica la política forestal española

Eduardo Rojas Briales, decano del Colegio Oficialde Ingenieros de Montes.
Eduardo Rojas Briales, decano del Colegio Oficialde Ingenieros de Montes.

Ingeniero de Montes por la Universidad de Friburgo (Alemania), Eduardo Rojas Briales es desde 2016 decano del Colegio Oficial de Ingenieros de Montes. Además, lidera la plataforma Juntos por los Bosques –más de 30 entidades–, que reivindica la importancia del sector forestal.

¿Cuáles son las principales amenazas de los bosques?

La más inmediata son los incendios forestales, que son solo la punta del iceberg. Pero está controlado: la superficie afectada se ha reducido a la mitad en dos décadas. El cambio climático es otra [amenaza] a más largo plazo. Luego están las de tipo socioeconómicas: el abandono rural y la baja o nula rentabilidad pues el territorio no es competitivo.

Desde la plataforma Juntos por los Bosques, ¿qué reclama el sector?

Que España sea consciente de que es un país con un componente forestal importante, que dan unos servicios básicos a la sociedad. Que la actuación no sea solo sintomática, los recursos se destinan básicamente a extinción de incendios, cuando deberían ir a prevención, como en salud. Nuestros bosques compensan hoy el 20% de las emisiones de CO2, lo que debe reconocerse en las obligaciones internacionales y retribuir a los propietarios por su contribución al equilibrio climático.

¿Qué medidas implica, en concreto?

El Congreso aprobó en marzo una proposición no de ley para crear un fondo forestal, que retendrá parte de los impuestos ambientales al consumo de hidrocarburos y agua. Son unos pocos céntimos [10] por litro de gasolina o metro cúbico de agua [y de 1 céntimo si es su equivalente energético en gas o carbón]. Ahora conviene que el Gobierno lo convierta en una norma. Y apostar por la bioeconomía: aprovechar productos naturales de carbono neutro, como la madera o el algodón.

¿Cree que prosperará?

Se aprobó en el Congreso sin ningún voto en contra. La mitad fue a favor y la otra, abstenciones. Hay un consenso de que hay que ir por este camino, en muchos países se está haciendo.

Normas