May hará caja en el pico de su valoración

Los sondeos y los comicios de Francia y Alemania justifican el adelanto electoral

Sería un respaldo personal para la ‘premier’, que aún no ha acudido a las urnas liderando su partido

Theresa May, ayer ante el número 10 de Downing Street, convocando elecciones anticipadas.
Theresa May, ayer ante el número 10 de Downing Street, convocando elecciones anticipadas.

Theresa May va a hacer caja en su pico de valoración. Convocar elecciones el 8 de junio es una oportunidad inmejorable para garantizarse un fuerte mandato personal para liderar Reino Unido.

Hay tres razones potentes para el adelanto. Aunque el Partido Conservador de May tiene una mayoría de solo 17 escaños en el Parlamento, goza de una gran ventaja en las encuestas. La última les daba unos asombrosos 21 puntos de ventaja respecto a los laboristas, el principal partido de la oposición.

Las elecciones generales serían un respaldo personal para May, que llegó al cargo tras el referéndum del brexit, en junio pasado, pero aún tiene que presentarse ante los votantes como líder de su partido. Una victoria ofrecería cierta protección si la economía sufre a medida que se note la realidad del brexit. El caso de Gordon Brown, que decidió no convocar elecciones cuando accedió al cargo, del que fue expulsado tres años después, es un disuasivo eficaz contra la dilación.

El calendario electoral europeo favorece asimismo a May. Los próximos comicios en Francia y Alemania implicaban que las negociaciones sobre el brexit no empezarían en serio hasta que hubiera nuevos gobiernos en dichos países. Y si Gran Bretaña no consigue un acuerdo con la UE antes del límite de marzo de 2019 y se queda fuera del mercado único, al menos May no tendrá que enfrentarse al electorado hasta 2022.

La estrategia tiene riesgos, eso sí. La campaña obligará a May a establecer claramente sus prioridades para el brexit, algo que ha intentado evitar. Eso podría exacerbar tensiones latentes en su partido, al tiempo que fomenta que los votantes pro-UE apoyen a sus rivales, los liberal-demócratas. Por otra parte, si May consigue afianzar una mayoría suficientemente grande, podría gobernar durante una década.

May dice que ha renunciado “recientemente y de mala gana” a oponerse a unas elecciones anticipadas, argumentando que era la única manera de garantizar “certidumbre y estabilidad”. Una explicación más convincente es que se ha dado cuenta con retraso de que su cotización política nunca volverá a ser tan alta.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de Cinco Días.

Normas