Elecciones presidenciales

Cuenta atrás para las elecciones en Francia, ¿qué pasa si gana Le Pen?

Su triunfo podría disparar la prima de riesgo gala a 300 puntos y hundir la Bolsa el 20%

El escenario base de los expertos es la victoria de Macron en segunda vuelta

Altibajos del bono francés a 10 años, por la política Ampliar foto

El próximo domingo los candidatos a la presidencia del Elíseo se verán las caras en la primera vuelta de las elecciones francesas. En los extremos están las posiciones de la líder del Frente Nacional, Marine Le Pen, y el candidato de la izquierda más radical, Jean-Luc Mélenchon, mientras que en el centro se sitúan el conservador François Fillon y el exministro de Economía y candidato independiente, Emmanuel Macron, que se presenta como un candidato de renovación que espera capitalizar el hartazgo hacia los partidos tradicionales. 

Por ahora la foto final es confusa. Los últimos sondeos apuntan a un empate a cuatro y los analistas alertan del alto grado de indecisos, que se situaría en un 30%. La incertidumbre se ha disparado aún más al conocerse el avance de Mélenchon, lo que ha avivado la inquietud en el mercado ante la posibilidad de una segunda vuelta protagonizada por las posturas más radicales. Lo más probable por tanto es que ningún candidato logre un apoyo suficiente este domingo como para evitar una segunda vuelta, que se celebrará el 7 de mayo y de la que saldrá el próximo presidente de Francia. Aun así, la incógnita política no se resolverá del todo hasta el mes de junio, cuando se celebrarán elecciones legislativas. Será en estos comicios donde se concrete de forma definitiva el mapa político galo y las opciones reales para el nuevo presidente de sacar adelante su programa electoral. 

Los analistas de Bankinter apuntan que la primera vuelta de las elecciones francesas no tendrá una gran repercusión en las Bolsas europeas pero sí en el mercado de deuda, donde esperan una mayor volatilidad a lo largo de esta semana. El rendimiento del bono francés ya se ha resentido en los últimos días de la inquietud ante el avance de Mélenchon, después de que la pujanza del centrista Macron hubiera logrado templar los ánimos ante la amenaza más temida por los inversores, la del triunfo de Marine Le Pen.

A lo largo de esta semana, afirman desde Bankinter, se conocerán varias encuestas y estimaciones de voto que no serán homogéneas y que provocarán previsiblemente incertidumbre y volatilidad en la deuda europea, fundamentalmente en la francesa. Así, apuntan a un aumento de la prima de riesgo, que ya ha aumentado estos días hasta los 70 puntos básicos, y a alzas en activos refugio como el oro o el bund. 

Las casas de análisis han elaborado varios escenarios para analizar el futuro de Francia y el escenario base mayoritario es el de un triunfo de Macron, el más continuista y que sería el mejor recibido por el mercado, junto con el triunfo de Fillon, mucho más improbable. El triunfo de la opción moderada devolvería el rendimiento del bono francés a 10 años al entorno del 0,6% ó 0,7%, desde el 0,9% actual

Los expertos de Lázard Frères Gestion aseguran por su parte que en las últimas semanas se han reducido las tensiones tanto en el mercado de bonos como en el de los CDS, lo que implicaría una probabilidad inferior del escenario más preocupante para los mercados: el triunfo de Le Pen y una hipotética salida del euro, dada la promesa de la líder del Frente Nacional de convocar un referéndum sobre la pertenencia a la moneda única. Desde Lombard Odier ven este escenario más extremo como una posibilidad "muy baja".

Le Pen, el triunfo más temido

Esta casa de análisis considera que "las probabilidades de que Le Pen tenga éxito en la segunda vuelta, y finalmente llegue a ser presidenta, son significativamente más bajas. En nuestra opinión, en la segunda vuelta, la radicalidad de las políticas de Le Pen motivará la unidad en la oposición, abarcando toda la izquierda y el centro del espectro político".

Es la victoria de Le Pen el escenario más temido por las casas de análisis. Natixis destaca que sería una ruptura con la trayectoria de Francia de los últimos 50 años y una amenaza para la moneda única, un verdadero riesgo sistémico para toda la zona euro, a pesar de que también recuerde que el 70% de la población francesa respalda el euro.

El triunfo de Le Pen no es el escenario que manejan los gestores, como tampoco lo era el de Trump ni la decisión de los británicos de abandonar la UE. La gestora francesa Natixis avanza que la hipotética victoria de la ultraderecha francesa tendría un efecto devastador en el sistema bancario europeo y francés: la prima de riesgo francesa podría dispararse hasta los 300 puntos básicos y las entidades galas tendrían que acudir al BCE para obtener financiación. Además, provocaría una caída de entre el 15% y el 20% en la Bolsa, dentro de un movimiento generalizado de huida del capital a los activos refugio, como el oro.

Unicredit calcula que el triunfo de Le Pen en las presidenciales, unido a una mayoría parlamentaria del Frente Nacional–escenario que considera altamente improbable- dispararía la prima de riesgo hasta los 250 puntos básicos, un nivel realmente desafiante teniendo en cuenta que el 60% de la deuda pública francesa (950.000 millones de euros) está en manos de inversores no residentes. Su apuesta es por un triunfo de Macron, ya sea con mayoría parlamentaria o en cohabitación con los conservadores, si bien considera “posible” un gobierno presidido por Le Pen pero con primer ministro de otro signo político.

Normas