Beneficios empresariales

Más madera para la Bolsa: arranca la campaña de resultados en Wall Street

El consenso prevé un aumento de beneficios del 9% interanual

Bancos y petroleras ofrecerán los mayores incrementos

Campaña de resultados de EE UU Ampliar foto

La publicación de las cuentas de Wells Fargo, Citi y JPMorgan abre hoy la temporada de resultados del primer trimestre del año en Estados Unidos. Comenzará una lluvia diaria de referencias para los inversores, en la que medir si el optimismo del mercado bursátil, que recibió con euforia la victoria electoral de Donald Trump, se traslada también a las cuentas de resultados.

Los analistas prevén una buena campaña, en la que certificar que tiene continuidad la solidez empresarial que ha contribuido a apuntalar el rally bursátil, más allá de las promesas de estímulos fiscales de Trump. Según el consenso de analistas de Factset, se espera que el beneficio neto de las compañías que forman el índice S&P 500 suba cerca del 9% interanual. “Teniendo en cuenta que generalmente las compañías terminan superando las estimaciones en casi el 3%, no sería extraño que finalmente los beneficios de estas empresas mejoraran más del 10% cuando den a conocer sus cifras”, apuntan desde Link Securities.

Julius Baer calcula que el alza de beneficios de las compañías estadounidenses rondará el 7%, y estará liderado por el crecimiento en las ganancias en los sectores de materias primas, banca y tecnología, con aumentos superiores al 10%. En el lado opuesto, prevé caídas de beneficios para el sector de consumo, industrial y de telecomunicaciones. Para Bankinter, los resultados del primer trimestre confirmarán la tendencia positiva. “Seguimos optimistas con la estimación de beneficios empresariales para 2017 y 2018”, añade la firma española.

Los expertos coinciden en esperar buenos resultados para la banca estadounidense, gracias a las alzas de tipos, y para el sector petrolero, beneficiado por el fuerte aumento interanual del precio del petróleo.

Potencial de subida para el S&P

Vista la expectativa de beneficios crecientes en las empresas estadounidenses, que se prevé con igual o mayor intensidad para Europa, la pregunta es si las cuentas corporativas servirán para renovar el rally alcista en Wall Street. Los resultados servirán sin duda como acicate para nuevos ascensos, para los que queda recorrido a pesar de lo ya ganado, apunta Barclays. La firma británica ha elevado su valoración para el S&P, que prevé se coloque en los 2.525 puntos este año, lo que arroja aún un potencial de subida del 7,5% desde los precios actuales.

Barclays reconoce que las valoraciones comienzan a estar ajustadas en las Bolsa estadounidense, pero sí destaca que el potencial alcista del plan de estímulos fiscales que promete Donald Trump no está ni mucho menos descontado. Argumenta que el rally se ha apoyado en el viento de cola de la mejoría económica y de su traslado a los beneficios empresariales y augura que el recorte de impuestos que tiene previsto el presidente estadounidense será motor para nuevas subidas.

Calcula que las compañías que se beneficien en mayor medida del recorte del impuesto de sociedades al 25% tendrán una evolución bursátil un 10% superior. Y su estimación de 2.525 puntos para el Standard & Poor’s contempla 2.450 puntos correspondientes a valoración por fundamentales más 75 puntos por el efecto de los estímulos fiscales. Es la valoración que resulta de la combinación de varios escenarios: el más optimista –al que concede un 50% de probabilidades– es el de una rebaja del impuesto de sociedades al 25%, sin impuesto fronterizo y con recorte del impuesto a las personas físicas.

En este escenario, el Standard & Poor’s podría llegar a los 2.750 puntos, un 17% por encima del nivel actual. En el escenario más pesimista, el de ausencia de novedades fiscales y al que concede una probabilidad del 20%, el S&P caería al entorno de los 2.170 puntos, con una corrección del 7,6%. “Nuestro escenario central es que el plan fiscal sea presentado este año, pero que no se apruebe hasta el próximo”, añade el banco británico. Credit Suisse avisa del riesgo de desencanto en Wall Street si en Washington no hay avances con el programa de Trump y de un entorno bursátil variable, aunque la corrección sería en todo caso temporal.

Barclays calcula un beneficio por acción de 129 dólares en 2017 para el Standard & Poor’s 500, partiendo de un crecimiento nominal del PIB del 4,6% y de un aumento en las ventas del 5%. El recorte del impuesto de sociedades al 25% podría elevar el beneficio por acción de 2018 en otro 8%, añade Barclays.

Diferencias con Europa

BlackRock coincide en que “las perspectivas de reforma fiscal y desregulación son un apoyo para la Bolsa estadounidense. Nos gustan los bancos, las petroleras, compañías determinadas de cuidados sanitarios, con dividendo creciente”, añade.

Julius Baer espera un crecimiento sustancial en los resultados del primer trimestre, apoyados en un buen momento económico, que dará argumentos para su visión positiva para la renta variable. Prevé sin embargo mejores cifras para las empresas de Europa que de Estados Unidos.

Normas