Turismo

Barcelona, la ciudad más barata para ir en taxi al aeropuerto

El coste medio es de 26 euros, una cifra inferior a las tarifas planas de París o Madrid

Uber no siempre es más económico que un taxi, según Destinia

uber

Desplazarse desde el centro de la ciudad hasta el aeropuerto puede convertirse en un suplicio para el bolsillo en función de la ciudad en la que se resida. La agencia de viajes online Destinia ha escogido los 15 aeropuertos de mayor tránsito en Europa y ha realizado una comparativa del coste según el modo de desplazamiento utilizado (autobús, metro, tren, taxi o viajes particulares como Uber o Cabify).

La primera conclusión es que Barcelona es la ciudad en la que resulta más barato trasladarse en taxi desde el centro al aeropuerto. En concreto, el coste medio es de 26 euros, una cifra inferior a las tarifas planas que se aplican en París (de 50 a 55 euros en función de la margen del Sena a la que se dirija el viajero) o Madrid (30 euros). El coste en Barcelona es la mitad que el que se produce en Zúrich y tres veces menos que en Londres (un taxi desde Picadilly Circus a Heathrow cuesta de media 70 euros).

El precio medio de los desplazamientos con Uber, en aquellas ciudades donde esté permitido, no siempre es más barato que en un taxi convencional. Sí lo es en Zúrich (56 euros del taxi frente a los 24 de Uber), en Ámsterdam (45 frente a 22 euros), en Copenhague (40 frente a 19), en Viena (36 frente a 30) o en París (50 frente a 45). El servicio de Uber, sin embargo, es más caro que el taxi en Múnich, Madrid y Londres.

Si el medio de transporte elegido es el tren, el traslado más barato se produce en Düsseldorf, con 2,60 euros por billete, seguido muy de cerca por Madrid, con 2,80 euros. En esta posición, la capital madrileña cuenta con la ventaja de disponer de una conexión directa con la T4 del aeropuerto, algo que no sucede en Barcelona. Pese a ello, el coste del tren es de 4,10 euros, un 47% más.

Todos los aeropuertos consultados, excepto Hamburgo, disponen de líneas de autobuses para llegar al centro de las ciudades. El más caro se encuentra en Zúrich, con un precio de 23,4 euros por trayecto, frente a los 2,7 euros de Düsseldorf.

Normas