Empleo Público

Cuánto tiempo y dinero cuesta aprobar una oposición en España

Acceder a una plaza de funcionario cuesta dos años de media y entre 1.000 y 4.000 euros

El Gobierno ha puesto en marcha la mayor oferta de empleo público de los últimos años

oposiciones Ampliar foto

El Gobierno ha puesto en marcha la denominada como mayor oferta de empleo público de la democracia. Sin embargo, hay que diferenciar entre los puestos que supondrán la consolidación de unas 250.000 plazas de interinos en los próximos tres años y los empleos de nueva creación previstos para 2017, que se estiman en unos 67.000. La imagen de las últimas convocatorias celebradas se ha caracterizado por pabellones deportivos abarrotados de aspirantes que competían por un puñado de plazas.

Una estampa que, sin duda, se volverá a repetir, sobre todo teniendo en cuenta que, tal y como aseguran desde la federación de servicios públicos de CC OO, el balance de la última oferta de empleo público gestionada por la Comisión Permanente de Selección de la Administración General del Estado (AGE) concluyó con 31 candidatos por cada una de las 385 plazas ofertadas.

¿Cuánto cuesta opositar en España? ¿Qué tiempo tardan los candidatos en conseguir plaza? La respuesta siempre es la misma: “Depende”. Efectivamente, no es lo mismo preparar unas oposiciones al cuerpo general de auxiliares de la AGE que ser aspirante a médico, enfermero, inspector de Hacienda, notario o registrador, entre otros. Así lo explica Gloria Oliveros, directora del área de Empleo Público de Adams Formación, quien recuerda que “el tiempo necesario para superar un proceso selectivo va a depender en gran medida del contenido y volumen del temario, el tipo de exámenes, o la disponibilidad que tenga el aspirante para el estudio”.

Teniendo en cuenta lo anterior y sin ánimo de generalizar, desde este centro aseguran que entre nueve meses y un año es el mínimo que se requiere para preparar una oposición para acceder a puestos para los que se exige una titulación de bachillerato. Y en torno a un mínimo de 18 meses o dos años para plazas dirigidas a diplomados y licenciados, salvo para las oposiciones a notarios y registradores donde la media se dispara a cuatro, cinco o incluso seis años hasta conseguir la plaza.

El coste económico también varía mucho según el tipo de oposición y depende de si el candidato decide acudir a un centro para preparar los exámenes, ya sea online o presencial; o por el contrario, se limita a comprar el temario y estudia por su cuenta. Existe la posibilidad de que los opositores realicen cursos parciales sobre materias específicas o sobre idiomas, en lugar de matricularse en una academia para estudiar el temario completo. Así, en promedio, preparar una oposición para puestos administrativos y auxiliares cuesta al menos unos 1.000 euros y entre 3.000 y 4.000 para puestos de técnicos de gestión y superiores (A2/A1).

Adams concluye que el perfil del opositor tipo es el de una mujer (en el 60% de los casos) de entre 18 y 55 años, la mitad trabaja en la empresa privada y también la mitad cuenta con titulación superior, el 30% bachillerato o equivalente y el 20% restante estudios primarios y secundarios. Existen colegios profesionales, como el de Registradores que concede becas de hasta 600 euros al mes a quienes acreditan estar preparando las oposiciones y no disponer de ingresos suficientes.

El Consejo General del Notariado o el Colegio de Aparejadores de Madrid también facilitan cursos de formación. María Luisa Vico Nieto, responsable de Enseñanza Pública de UGT recuerda que “preparar oposiciones es una carrera de resistencia, es importante ser constante y no dejar de cumplir con la meta cada día. No vale la velocidad, solo perseverancia, organización y llegar a la meta”.

Consejos para el éxito y algunas curiosidades

Desde la FeSP-UGT aconsejan elaborar un buen temario, personalizarlo de algún modo para que llame la atención del tribunal con el fin de lograr una mejor puntuación. Otra de las claves es estar muy motivados, así como establecer una jornada de estudio y planificar objetivos y metas con fechas concretas en las que se deben superar temas ya aprendidos.

El Grupo CTO, especializado en oposiciones para médicos, enfermeros y técnicos e inspectores de Hacienda, cuenta con una de las tasas de aprobados más altas, de hasta el 80% por ejemplo en el MIR. Calcula un coste de entre 1.000 y 3.500 euros para los médicos y de entre 120 y 200 euros al mes para los puestos pertenecientes a Hacienda. Estima necesarias ocho horas de estudio diarias y calcula entre siete meses y cuatro años el tiempo requerido para aprobar.

El perfil de los 45 registradores de la última promoción es el de una mujer de 29 años que ha preparado la oposición durante seis años y ha logrado la plaza en segunda convocatoria.

Normas