Formación
universidades Ampliar foto

Ni funcionarios ni emprendedores, ¿qué quieren ser los jóvenes ahora?

Los preuniversitarios interesados en montar su propia empresa dejan de ser mayoría

Cambian las tendencias y las preferencias de los jóvenes españoles. El emprendimiento ya no es la opción por la que se decanta la mayoría. Así, mientras que en 2015 el 42% de los preuniversitarios quería montar su propia empresa, durante el pasado año la cifra perdió seis puntos porcentuales, cayendo al 36% y dejando de ser la opción prioritaria. Son las conclusiones que se extraen del III Informe Young Business Talents, elaborado por Praxis MMT, ESIC y Nivea, en colaboración con la Universidad de Granada, y que trata de profundizar en las actitudes y tendencias de los adolescentes preuniversitarios españoles. La conclusión es clara: el rumbo ha cambiado.

Ya no es una mayoría la que se decanta por lanzar su propio proyecto. Por eso, además de haberse reducido el número de jóvenes que se veían a sí mismos como futuros emprendedores, ha aumentado el porcentaje de los adolescentes que preferirían trabajar en una organización privada ya consolidada, con una importante trayectoria y recorrido. En 2015, esta opción la barajaba el 32% de los encuestados. Hoy, lo hace el 38%. La única idea que se mantiene estable entre los preuniversitarios a lo largo de los años es la de aquellos decididos a opositar y trabajar para la Administración pública. Tanto en 2015 como en 2016, esta opción convenció al 25% de la muestra, compuesta por casi 9.000 jóvenes de entre 15 y 21 años y alumnos de 4o de la ESO, primero y segundo de Bachillerato y ciclos medios y superiores de Formación Profesional.

Sin embargo, a pesar de los datos, no todos los participantes en el estudio tienen confirmados, o al menos decididos, sus próximos pasos. Según se desprende del citado informe, los jóvenes españoles que tienen clara qué actividad profesional quieren ejercer en un futuro representan a un 73% del total. A día de hoy, por lo tanto, hay un 27% de preuniversitarios que no sabe aún hacia dónde quiere dirigirse. Las diferencias, además, dependiendo del género y de la zona geográfica en la que estudian, se acentúan. Por eso, se puede afirmar que no hay una tendencia general común, sino que aspectos concretos como la ubicación o el sexo determinan la respuesta.

Mención especial a los que estudian en el extranjero

Aquellos estudiantes españoles que se forman en los centros e institutos de otros países rompen, por regla general, los moldes de la media. Ellos, por ejemplo, sí quieren ser, y con diferencia, emprendedores, en un 63%, la cifra más elevada de todos los encuestados. Representan, a su vez, otro de los porcentajes más altos en el supuesto de tener que mudarse de provincia por trabajo, en un 92% de los casos.

Su formación en el extranjero les hace convertirse en los más internacionales de la muestra. Este segmento de estudiantes estaría dispuesto a cambiar de país por motivos laborales en un 91% de los casos, la cifra, de nuevo, más elevada de la tabla.

Son, en ese sentido, los jóvenes más parecidos a los de otros países. Mientras que solo el 36% de los preuniversitarios se decanta por el emprendimiento en España, esta cifra crece en otras zonas del entorno, llegando al 38% en Italia, al 46% en Portugal, al 48% en Grecia y, cruzando el charco, al 65% en países como México, el lugar más emprendedor del mundo según los datos del informe.

Por eso, las preferencias laborales son distintas dependiendo de cada región. Así, mientras que los jóvenes de Cantabria (45%), Extremadura (40%) y Murcia (33%) son los que muestran un mayor interés por convertirse en funcionarios, los sondeados de otras regiones como La Rioja, Cataluña y País Vasco no tienen casi ninguna intención de trabajar para la Administración, en un 8% en el primero de los casos y un 15% en los dos restantes.

Varias de estas últimas zonas destacan, por ello, por su interés por el emprendimiento: a la mitad de los jóvenes riojanos les interesa este objetivo. Otra comunidad vistosa en este apartado es Navarra, con un 41% de preuniversitarios dispuestos a entrar en el mundo emprendedor. Curiosamente, Murcia, con un alto porcentaje de adolescentes que se decantan por la función pública (33%), también alcanza protagonismo en el lanzamiento de nuevas empresas, con un 40% de la muestra interesada en esta opción. Por contra, el espíritu emprendedor deja de brillar en zonas como Cantabria (22%), Asturias (30%) y Castilla y León (32%).

Por su parte, Asturias (46%) y Cataluña y País Vasco (45%), son las comunidades con más predilección por una oferta de trabajo que venga de la empresa privada, frente a otras zonas como Murcia, Extremadura o Galicia. Lo que sí parece estar claro entre este segmento es el destino predilecto. Las organizaciones preferidas por los preuniversitarios son, en este orden, Inditex, Apple, Google, Nivea, Nike, Microsoft y Coca-Cola.

  • Dispuestos a mudarse

Las diferencias según la perspectiva de género también son palpables. A pesar de que hombres y mujeres prefieren trabajar en su mayoría para una empresa privada, ellas se decantan por la labor del funcionariado en un 29% y ellos están más interesados en fundar su propia empresa, en un 39%.

Pese a las aparentes diferencias, no obstante, parece que los preuniversitarios españoles tienen un nexo común: la movilidad geográfica. Según se desprende del citado informe, los jóvenes tienen una gran disposición a cambiar de lugar de residencia por motivos laborales. De esta forma, un 90% de los preguntados estaría dispuesto a cambiar de ubicación y mudarse de provincia si su profesión se lo requiriese, un dato que aumenta progresivamente respecto al ejercicio anterior, cuando la cifra superaba por poco el 88%.

En este sentido, los destinos preferidos para mudarse dentro de España serían Madrid (32%), Barcelona (19%), Sevilla (5%) y Valencia (3%). Las provincias con preuniversitarios más proclives al traslado serían Aragón y Extremadura (96%) y La Rioja (94%), mientras que los más arraigados serían los madrileños, los catalanes y los baleares.

Ligeramente menor, aunque también muy elevado, es el porcentaje de encuestados dispuestos a cruzar la frontera si el trabajo lo requiere. El 81% de la muestra cambiaría de país para mejorar profesionalmente, siendo EE UU (22%), Reino Unido (13%), Alemania (6%) e Italia (5%) los destinos elegidos por los jóvenes.

Normas
Entra en EL PAÍS