Piqué fue el mejor pagado de OHL en 2016 con los dos millones del despido

El consejero delegado de concesiones, Juan Osuna, ganó 2,2 millones en 2016

El consejero delegado del grupo, Tomás García Madrid, recibió 1,3 millones el año pasado

Josep Piqué y Juan Miguel Villar Mir durante la etapa en que eran consejero delegado y presidente, respectivamente, de OHL.
Josep Piqué y Juan Miguel Villar Mir durante la etapa en que eran consejero delegado y presidente, respectivamente, de OHL.

Solo trabajó seis meses de 2016 a las órdenes de Juan Miguel Villar Mir, pero el exministro Josep Piqué resultó el directivo mejor pagado de OHL en el ejercicio. Ocupó el cargo de consejero delegado entre septiembre de 2013 y el pasado 23 de junio, saldando su salida con una indemnización de dos millones de euros, según informa la compañía de la familia Villar Mir en el informe sobre la remuneración de sus consejeros correspondiente a 2016. Piqué cobró dos anualidades de su retribución total "en concepto de pacto de no competencia" de dos años de duración.

A esa cifra, el directivo sumó aún 271.000 euros en sueldo e idéntica cantidad en retribución variable a corto plazo, concepto vinculado a la consecución de objetivos. Con todo, Piqué abandonó la constructora con un cheque de 2,54 millones de euros el año pasado, frente a los 996.000 euros que ganó un año antes en la propia OHL.

De donde no pudieron cobrar ni Piqué ni ningún otro ejecutivo de OHL fue del Plan de Participaciones en el capital 2013-2016, al no conseguirse los niveles de cotización fijados como objetivo. La acción debía haber subido más de un 50% desde el 21 de marzo de 2013 hasta el mismo día de 2016, y en realidad se desplomó un 60%. Un centenar de directivos se quedaron sin bonus.

Dificultades

El de Piqué, procedente de Vueling, fue el gran fichaje de Juan Miguel Villar Mir para relanzar las áreas de Construcción e Industrial de OHL. Llegó a la empresa en septiembre de 2013 y diseñó el plan estratégico 2015-2020, que acaba de ser revisado por la nueva dirección que lideran el presidente Juan Villar-Mir y el consejero delegado Tomás García Madrid. Pese a trastocar cifras, OHL mantiene sus mercados estratégicos y se ha lanzado a reducir el tamaño de sus divisiones de Construcción e Industrial, además de dejar sentada una nueva política financiera que tiende hacia la eliminación de la deuda corporativa.

La otra labor fundamental del político y directivo catalán, a la vista de su experiencia como ex ministro de Exteriores, fue negociar los proyectos fallidos de OHL en complejos mercados como Turquía, Catar y Argelia. Los resultados esperados no llegaron, el CEO salió de la compañía y 2016 finalizó con el reconocimiento de 432 millones de euros de pérdidas, principalmente por los llamados proyectos legacy.

Desde noviembre del año pasado Piqué forma parte del equipo de la entidad financiera Alantra, antigua N+1.

Dos consejeros ejecutivos más

El segundo consejero ejecutivo de OHL, Juan Luis Osuna, con poderes sobre el negocio de Concesiones, percibió 2,28 millones de euros desde una remuneración total de 1,9 millones en 2015. Osuna ha salido recientemente del consejo del grupo para centrarse en OHL Concesiones y en la presidencia de OHL México.

El nuevo CEO, Tomás García Madrid, saldó el año con 1,3 millones, de los que 425.000 euros se corresponden con el sueldo, 22.000 con dietas y los 868.000 euros restantes engrosaron su retribución variable a corto plazo, incluidos 339.000 euros en acciones.

Normas