Pymes que se saltan a las eléctricas y compran su propia energía

Algunas compañías están ahorrando 500.000 € al año mediante la compra directa de electricidad.

Pymes que se saltan a las eléctricas y compran su propia energía

Las pequeñas y medias empresas españolas pueden ahorrarse intermediarios, y comprar la electricidad al mismo precio que las grandes: Endesa, Iberdrola o Gas Natural Fenosa. Y es que, aunque gran parte de la población no lo sabe, el mercado del suministro eléctrico en nuestro país está liberado desde 1999. Esto “permite a los consumidores comprar directamente su propia electricidad, sin intermediarios”, tal y como asegura Bautista González, cofundador y director de Yoiba Energy. Esta empresa es una es una asesoría energética, que se dedica a ayudar a las empresas con un cierto volumen de consumo, para que puedan ahorrarse un dinero en la energía que consumen.

Entonces, ¿cómo puede una pyme adquirir su propia energía?

El proceso es bien sencillo, lo que pasa es que las grandes compañías eléctricas controlan aún el 90% del mercado. Para ponerlo en marcha hay que convertir a la pyme en una consumidora directa y adquirir la electricidad “en el único mercado existente actualmente, el OMIE, con total transparencia y al mismo precio exactamente que cualquiera de las grandes mencionadas”, según subraya González. A las 13 horas de cada día, el OMIE publica los precios del kilovatio/hora para cada una de las franjas horarias del día siguiente, por lo que cada empresa puede conocer esos precios de forma anticipada.

En función del tipo de tarifa que tuviera la pyme antes de convertirse en consumidora directa podrá ahorrarse más o menos dinero. Desde Yoiba Energy, establecen tres niveles de ahorro:

- La pyme que venga de un sistema optimizado con alguna comercializadora (que no deja de ser un intermediario), podría ahorrarse en torno al 6% de su factura mensual.

- La pyme que provenga de tarifa considerada como “normal”, el ahorro ascendería al 8 - 10%.

- Las que tuvieran una tarifa de las consideradas abusivas, el ahorro puede superar el 12%.

Ventajas para las pymes de comprar su propia energía

Que una pyme sea consumidora directa tiene como principal beneficio el ahorro. Sin la necesidad de tener que invertir un solo euro en la instalación de ningún aparato, las pymes se pueden ahorrar un buen dinero en intermediarios, como ya hemos adelantado. Pero tiene más ventajas, que te exponemos a continuación:

- Claridad total. El carecer de intermediarios y pasara a ser consumidor directo, la pyme tendrá que hacer frente, de forma directa a tres facturas: “la del mercado eléctrico (OMIE), la de los costes de la alta tensión (Red Eléctrica Española) y la de la distribución (la compañía que opere en su zona), sin intermediarios ni márgenes ocultos”, en palabras de Bautista González.

- Posibilidad de tener precios fijos. Es posible asegurar un precio fijo de consumo durante todo el año.

Según aseguran en exclusiva para Territorio Pyme esta asesoría de energía, se pueden destacar casos de éxito como Textil Ortiz, que ha conseguido ahorrarse unos 10.000 euros al mes; o Leche Pascual, que desde que es consumidora directa, se ahorra 500.000 euros al año en energía.

Normas