Las petroleras no convencionales de Texas se venden caras

La producción de la cuenca del Pérmico está en camino de igualar a la de Irán en 2020

Pozo de la compañía Elevation Resources en la cuenca del Pérmico, en Texas (EE UU).
Pozo de la compañía Elevation Resources en la cuenca del Pérmico, en Texas (EE UU). REUTERS

Las tierras de Pioneer Natural Resources y otras compañías en la cuenca del Pérmico, en Texas y Nuevo México (EEUU), se han convertido en las más solicitadas del mundo gracias a los avances en la tecnología de fracking. Las empresas cotizadas de petróleo shale se han vuelto grandes objetivos de compra.

La producción de shale del Pérmico está en camino de multiplicarse casi por dos, hasta los 4,1 millones de barriles diarios en 2020, aproximadamente la misma producción que Irán, según Goldman Sachs. Dado que el umbral de rentabilidad para algunos productores está a niveles tan bajos como 30 dólares por barril, según BMO Capital Markets, el shale seguirá pesando sobre los precios mundiales, incluso si los miembros de la OPEP aceleran la producción.

La cuenca del Pérmico es uno de los pocos lugares donde las grandes petroleras pueden reforzar rápidamente sus reservas, pero los precios del terreno se han disparado. Exxon pagó 5.300 millones de euros por activos a principios de este año, financiando el acuerdo en parte con acciones porque su efectivo ha disminuido.

Pioneer, una compañía de 28.000 millones de euros que adquirió gran parte de su superficie hace dos décadas cuando las grandes empresas huían de la región, obtiene el 90% de su producción de crudo del Pérmico. Concho Resources, valorada en 18.000 millones, tiene unas 400.000 hectáreas en la zona. Parsley Energy también está especializada en la región y está adquiriendo más tierras últimamente. Diamondback Energy, con un perfil similar, aumentó su producción más del 70% en el cuarto trimestre de 2016 respecto al año anterior, hasta el equivalente a casi 52 millones de barriles de petróleo al día.

Diamondback cotiza a casi nueve veces el ebitda pronosticado, una prima saludable respecto al promedio de las grandes petroleras, en torno a siete veces. Su capitalización de mercado, de 8.700 millones de euros, podrían convertirla en la primera en ser comprada. Pioneer, Parsley y Concho cotizan a 11 veces; si se le añade una prima de compra, un hipotético comprador estaría pagando precios altísimos. Al igual que en el póquer Texas Hold’em, los que quieran ir por el Pérmico tendrán que jugárselo todo.

Normas