Carta del director

El periodismo cambia porque cambia usted

En tiempos acelerados y confusos adquiere más valor la información fiable.

Cinco Días vive su mayor transformación en casi 40 años con los valores de siempre

En marzo de 1978, cuando un grupo de aventureros dirigido por Francisco Mora reunió 21 millones de pesetas para fundar Cinco Días, España se iniciaba en la democracia, se estaba escribiendo la Constitución, estábamos muy lejos de Europa, nadie había oído hablar de internet (ni siquiera se llamaba así) y apenas existían rudimentarios ordenadores. La oferta de periódicos estaba en ebullición porque los españoles recién salidos de la dictadura estaban ávidos de información libre. La economía, pese a las reformas del tardofranquismo, exigía una modernización urgente. Hacía falta una voz específica para el mundo de las empresas, los mercados y la inversión, como en los países avanzados.

Hoy vivimos conectados a todas horas a nuestras pantallas, conducidos por los algoritmos. Somos una democracia plena, y miembros de la UE, aunque las dos cosas parecen hacer menos ilusión. La economía sale con vigor de una gran crisis que deja heridas. Y queremos entender lo que nos rodea pero nos apabulla una avalancha de información de la buena y de la mala, sincera o tóxica, un barullo de hechos y bulos, el griterío ensordeciendo el pensamiento lúcido en las redes.

En estos tiempos acelerados y confusos, el periodismo, el buen periodismo, es más necesario que nunca. Pero los medios no podemos ser iguales si usted, lector, vive y se informa de otra manera. En medio de ese océano de mensajes en que chapoteamos adquiere más valor la información fiable, contrastada, de calidad. La que no se queda en la superficie. La que genera debate. La que le ayuda a formar su opinión y a tomar sus decisiones. La que le hace más libre.

Este es el Cinco Días de siempre pero a la vez el que vive su mayor transformación en los 40 años que está a punto de cumplir como decano de la prensa económica en España. Nuestros valores son los mismos, pero no podemos atender sus necesidades sin renovarnos a fondo. Sin innovar.

Iniciamos este nuevo camino de la mano del líder de la información en español, El País, y con una nueva cabecera hermana, Retina, volcada en desmenuzarnos la transformación digital. Formamos entre las tres marcas El País Economía, la oferta más completa y transversal del periodismo económico en nuestra lengua. Sumamos fortalezas manteniendo nuestras señas de identidad. En este ambicioso proyecto, Cinco Días estrena diseño en sus ediciones digital e impresa, realizado con el estudio Audacity Partner. Nuevos contenidos, nuevos formatos, nuevas formas de llegar a la información y llevarla hasta usted en busca de la excelencia.

Es el momento más prometedor para el periodismo. Nos dirigimos a un lector exigente que nos pone el listón muy alto

Dice Martin Baron, el director de The Washington Post, que en las redacciones se habían creído que el periodismo digital consistía en subir a la web los textos de la edición escrita. No es así. Tenemos nuevas herramientas para contar lo que pasa: vídeos, audios, relatos multimedia, gráficos interactivos. El análisis de datos (a escala big o small) abre grandes posibilidades de averiguar hechos y contárselos. Aunque no hayamos resuelto del todo el modelo de negocio de los medios, es el momento más prometedor para el periodismo.

Somos un diario financiero. Nos dirigimos a las empresas, los inversores, los profesionales, los emprendedores, los consumidores. No es nuestra misión darle una visión completa de la realidad política, social y cultural. Un periódico económico no aspira a ser la única fuente de noticias de su audiencia. Al revés: se dirige a un lector ilustrado y muy exigente, que busca información valiosa, que nos pone el listón muy alto.

No vamos a jugar a ser un medio generalista cuando formamos parte de PRISA, el mayor grupo de comunicación en español (y portugués y catalán). Sí tenemos que ser capaces de contarle todo aquello que influya en la actividad empresarial, profesional o financiera. No perderemos un minuto en distraerle con frivolidades en busca de pinchazos fáciles en internet. Eso lo dejamos a otros.

Lo nuestro son las noticias (las que necesita saber y las que nadie más le cuenta) y las historias a fondo; lo último junto a lo que hay detrás; lo importante además de lo urgente. Queremos desvelar lo micro de la macro: lo que le afecta ya o le va a afectar. A usted, a su empresa, a su sector, a su profesión, a sus ahorros.

Nuestro foco informativo va a estar en las compañías, en los mercados y en su dinero. La nueva edición digital le ofrecerá el seguimiento en tiempo real de los mercados y la vida empresarial, pero también cabrá la reflexión, además de herramientas, eventos, recursos y experiencias. Con el mismo espíritu, la edición impresa se ordena para atender cada área de interés como se merece:  Perspectivas es el espacio del análisis en profundidad y los artículos de los mejores expertos; Capital ofrecerá las noticias exclusivas, imprescindibles o que aportan valor; Fortuna tratará la esfera más personal de los directivos y profesionales. Retina completará nuestro afán por entender la era digital. En la edición del fin de semana, el centro será la inversión, con el fin de señalarle, de forma honesta e independiente, las oportunidades para sus ahorros y sus finanzas, así como las claves económicas del momento.

Nos reforzamos además con nuevos contenidos y socios. Entre ellos, la información jurídica de Wolters Kluwer, referencia absoluta en el sector, que se suma a nuestros espacios especializados en tecnología, autónomos y pymes, ciencia y salud, automóvil o turismo.

El valor de un diario es el de sus profesionales. Nuestros periodistas son de distintos perfiles y coinciden en un alto grado de especialización y solvencia. Esta casa fue siempre una escuela de periodismo riguroso y sereno, un talento que también han aprovechado otras redacciones durante casi cuatro décadas.

No estamos, decía, en la sociedad de 1978. Sigue siendo necesaria la defensa de las sociedades y economías abiertas, que se enfrentan a nuevas amenazas. Todavía hoy tenemos que levantar la bandera de la modernidad frente a los nuevos reaccionarios. Nos reafirmamos en nuestros valores. Defendemos una economía de mercado honesta, transparente e inclusiva. Estamos con el Estado de derecho, con la integración europea y global. Con el conocimiento y la innovación. Con la ética.

Somos conscientes de la velocidad en que están cambiando los hábitos de consumo de información. Nos estamos convirtiendo en un medio prioritariamente digital en el que la edición impresa (en papel o en su tableta) sigue teniendo sentido: ofrecerle un relato ordenado, jerarquizado y finito de lo más relevante.

No sabemos cómo será la comunicación cuando cumplamos 50 años. Seguiremos a su lado. El periodismo es más que un oficio. Es un servicio público. Nuestra obsesión es ser útiles. Usted, lector, es el centro de este proyecto.

Ricardo de Querol es director de Cinco Días

Normas