Así funciona el juzgado más eficaz de España

Entrevistamos a María del Carmen López Hormeño, titular del juzgado más eficaz de España

El trabajo en equipo y el fomento de la conciliación son algunas de las claves de su éxito

El Juzgado nº31 de lo Social de Madrid es como cualquier otro de los 41 que hay en la Comunidad, solo que éste ha sido premiado por el Consejo General del Poder Judicial debido a su eficacia y rapidez de respuesta. De los 1.200 casos que por reparto tocan a cada juzgado, este resuelve todos en el plazo de un mes y medio o dos. Y, como dice su titular, la magistrada María del Carmen López Hormeño, "se dicta sentencia rápido, en plazo".

Con la crisis, la jurisdicción social ha incrementado su actividad de manera exponencial. Los juzgados, con los mismos medios o menos, se han visto desbordados y cada uno ha hecho frente a la situación como ha podido. "Han sido unos años muy duros desde 2012, aunque ahora estamos un poquito mejor", señala la jueza que lidera el equipo formado por nueve funcionarios, la letrada de la administración de justicia, Amalia del Castillo, y ella misma. Afirma que han trabajado "muy agobiados", tratando siempre de mantener el ritmo incluso en los peores años.

La carencia de medios materiales y personales es una constante en las demandas que la Administración de Justicia realiza para mejorar el servicio y la calidad del poder judicial. En el caso de este juzgado, la titular es clara: "En cuanto a medios materiales, sí es verdad que hemos tenido alguna carencia de suministro de algunos materiales concretos". Pero insiste en que las mayores dificultades las encuentran a nivel de medios personales: "Hemos estado tres años sin un funcionario y, además, de los 41 juzgados de lo social 30 están con refuerzo y nosotros no". Entiende que esta situación se ha tenido en cuenta a la hora de otorgar el premio, que no se esperaban: "El juez trabaja de forma muy callada, en el anonimato".

El proceso de digitalización ha supuesto mejoras, aunque insiste la jueza en que existen ventajas y desventajas: "Pongo la sentencia hoy y a los cinco minutos está notificada". Sin embargo, aunque fueron pioneros en el uso de LEXNET, el tema del papel cero en el juzgado se resiste un poco. En este sentido apunta que "el papel es una garantía para el ciudadano", aunque reconoce que "a la larga, si todo se hace con garantías y seguridad tendrá sus ventajas".

Las claves del éxito

Este juzgado, que tiene una media de resolución de 30 casos semanales, 15 por día de señalamiento, no tiene un secreto, sino una serie de claves que, para López Hormeño, dan como resultado el éxito. Para empezar, destaca como primera clave el control del procedimiento compartido con la letrada de la Administración de Justicia: "Trabajamos casi en pareja, tenemos un único criterio, todo lo resolvemos en conjunto. Tenemos unas órdenes muy concretas que trasladamos a la oficina". Regidas por el criterio "papel que entra papel que sale en el mismo día", consiguen tirar del carro con una tremenda rapidez de respuesta, evitando las suspensiones, cualquier dilación indebida y favoreciendo la acumulación de procedimientos. Este entendimiento especial además evita que se den nulidades y recursos.

La segunda clave, que es central, es el equipo de trabajo. Deja claro en todo momento que "cada juzgado es un mundo, cada uno se organiza de modo distinto", dando todo el protagonismo del éxito a los trabajadores: "No sé cómo trabajaría en otro equipo, les dices que hay que hacer esto y lo hacen inmediatamente, les das unas instrucciones y responden". Es por ello que entiende que el premio no se lo han concedido a ella, sino a todos.

Además de esto, la última de las claves que señala la magistrada es la potenciación de la conciliación que, al triunfar, evita que se celebren juicios. La función de hacer que las partes lleguen a acuerdos recae sobre la letrada de justicia, que realiza la tarea "con verdadero interés el tiempo que sea necesario, durando más incluso que un juicio", según asegura. Orgullosa, la magistrada señala el éxito de la resolución extrajudicial de conflictos en su juzgado destacando que "los abogados se van muy contentos porque, a veces, les das una solución que ni ellos mismos pensaban". El fomento de la conciliación revierte en la solución y el tipo de relación que queda entre las partes cuando la relación laboral permanece, ya que, tal y como explica, "puesto que el empleado y la empresa tienen que verse en su puesto de trabajo, es mucho mejor una solución lo más pacífica posible para seguir trabajando".

"Detrás de cada expediente hay una persona"

Puede decirse que la motivación de este equipo de trabajo es el servicio público y su voluntad por prestarlo de la manera más eficiente posible incluso en momentos complicados. En lo que va de año han recibido el doble de casos que el año pasado en las mismas fechas. "Son picos de actividad", explica, "porque la vida social y la economía no tiene un ritmo determinado. De pronto entran muchos despidos, ahora estamos con el problema de los interinos con la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) o los vigilantes de seguridad reclamando horas extra".

Pero mantienen el tipo. Si es necesario, dice la magistrada, celebran juicios tres días en vez de dos a la semana: "No buscamos nada más que servir al ciudadano, porque esto no tiene una compensación económica, ni un plus ni nada. Pensamos que detrás de cada expediente hay una persona, hay una familia... es una responsabilidad muy grande".

Normas