Escapadas

Planes para un verano anticipado en Gran Canaria

Contemple su arte y pasado colonial; navegue desde Puerto de Mogán hasta Maspalomas y adéntrese en el corazón de la isla

Las Palmas de Gran Canaria
Gran Canaria
El resort Radisson Blu dispone de 422 habitaciones en torno al bar-piscina. Cinco Días

Que la primavera haya llegado con un frío casi polar es algo que importa más bien poco en Canarias. Este envidiado archipiélago tropical goza casi todo el año de un clima privilegiado que hace de cualquiera de sus sietes islas el destino más sugerente para los que les cuesta olvidar el verano.

En Gran Canaria, un fin de semana basta para llevarnos una buena dosis de sol y playa, de arte y tradición colonial, de rutas en barco para descubrir el sur de la isla o de suculenta gastronomía orgullosa de su tierra y también de su mar. Le vamos a proponer cuatro planes de fin de semana para que le dé la bienvenida a la primavera como se merece y sin morirse de frío.

Las Palmas colonial

En Las Palmas le apetecerá perderse, indagar entre sus calles, detenerse en sus plazas coloniales y olvidarse del reloj, pero centrémonos que solo tenemos dos días. El barrio de Vegueta, en pleno centro, es el núcleo fundacional de la ciudad (siglo XV).

La catedral de Santa Ana domina la plaza Mayor que lleva su mismo nombre y que congrega en torno a ella toda la actividad política, religiosa y cultural de la ciudad. El templo aúna distintos estilos arquitectónicos, como el gótico tardío, neoclásico y barroco.

Castillo de la Luz
El Castillo de la Luz acoge la Fundación de Arte y Pensamiento Martín Chirino desde 2015. Cinco Días

Esta zona es de los lugares más frecuentados de Las Palmas, donde las palmeras y el estilo colonial de los edificios, como el Palacio Episcopal, la Casa Regental o el Ayuntamiento, recuerdan más a una urbe caribeña que a una española. El clima también ayuda.

Antes de llegar al barrio de Triana, deténgase en la Casa de Colón, de arte mudéjar, con su alfil verde de piedra volcánica y balcones de madera de estilo canario. El de Triana es el núcleo comercial de Las Palmas, de estética burguesa bien presente en su arteria principal, la calle Mayor de Triana, colmada de tiendas de moda.

No se puede dejar Las Palmas sin darse un baño en la playa de Las Canteras y probar el delicioso pescado que preparan en el restaurante La Marinera, con vistas de toda la bahía.

Puerto de Mogán
Canal en Puerto de Mogán. Cinco Días

Puerto de Mogán

Su próximo destino se encuentra en el sur y será un tesoro para aquellos que solo esperen relax. Puerto de Mogán es un diminuto pueblo pesquero, de calles peatonales, casitas coloridas y surcado por canales de agua salada donde el estrés no tiene tanta cabida como sí la tiene el turista extranjero. Entre sus muelles también tiene finos restaurantes, bares de jazz, una apacible playa para practicar el buceo y un mercado los viernes por si, por un casual, le pareciera aburrirse. 

Faro de Maspalomas
Vistas del faro de Maspalomas desde el barco. Cinco Días

A 15 minutos caminando, el resort Radisson Blu es la elección idónea para descansar en su bar-piscina, su spa, hasta tres restaurantes y zonas deportivas.

Fataga
La aldea de Fataga, en medio del valle. Cinco Días

Rumbo a Maspalomas

Desde el mismo Puerto de Mogán zarpan barcos de pasajeros que hacen rutas por el sur de la isla. Hasta llegar a contemplar el faro de Maspalomas disfrutará de estupendas vistas de la áspera costa, divisando los pueblos de Puerto Rico, Arguineguín y El Pajar.

Si tiene oportunidad, visite Maspalomas, la localidad más austral de la isla, y recorra sus famosas dunas a pie de mar. El barco, ya de vuelta, se detendrá en Pasito Blanco para amarrar en su puerto deportivo. Es desde aquí donde comenzará su incursión hacia el corazón natural de la isla para conocer la esencia pura canariona.

Barranco de Fataga

La ruta que conduce hasta la aldea de Fataga, un precioso caserío blanco en el municipio de San Bartolomé de Tirajana, es ya de por sí una experiencia. La carretera deja el mar a la espalda para adentrarse zigzagueante en un terreno seco, abrasado por el sol y donde solo las palmeras y los cactus tienen cabida.

Desde el alto Degollada de la Yegua, con excelentes vistas de toda la isla y el valle, prosigue la travesía bordeando el gigantesco barranco de Fataga hasta llegar a la ansiada aldea. Aquí, en medio de un entorno natural protegido, los aborígenes se atrincheraron contra las embestidas castellanas hasta derrotarlos.

Guía para el viajero

Martín Chirino
Escultura del artista canario Martín Chirino en el Castillo de la Luz. Cinco Días

Radisson Blu. Es un resort de cinco estrellas junto a Puerto de Mogán, en el sur de la isla. El complejo cuenta con un pequeño spa, tres restaurantes, varias piscinas al aire libre, gimnasio y diferentes zonas deportivas. Es la opción perfecta si se decide ir en familia.

Castillo de la luz. Esta antigua fortaleza marítima alberga desde 2015 la colección del artista canario Martín Chirino. Veinticinco esculturas de hierro fundido y bronce en las que Chirino plasma su imaginario y sus recuerdos con un estilo minimalista que recurre a la espiral y a lo geométrico.

El albaricoque. Es un excelente restaurante de comida casera canaria en Fataga. Suculenta carne de cabra, papas con mojo, quesos isleños, potajes de berros o jaramagos... Tiene terraza con vistas al barranco.

Normas