Ataque terrorista

El Estado Islámico asume la autoría del atentado de Londres

El autor del atentado era británico y conocido por los servicios secretos. Hay ocho detenidos

atentado londres
Servicios de emergencia continúan trabajando tras un atentado frente al Parlamento en Londres (Reino Unido) hoy. EFE

El grupo terrorista Estado Islámico(EI) asumió hoy la autoría del atentado de ayer en Londres a través de un comunicado difundido por la agencia de noticias Amaq, próxima a los yihadistas. El comunicado, difundido a través de redes sociales y cuya veracidad no ha podido ser comprobada, identificó al autor del ataque como un “soldado” del EI.

La agencia, que cita “una fuente de seguridad”, afirmó que el agresor realizó la operación “en respuesta” al llamamiento del grupo yihadista a cometer ataques contra los ciudadanos de los países que forman parte de la “alianza” contra el terrorismo.

En una comparecencia en la Cámara de los Comunes, la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, nformó de que el atentado de ayer delante del Parlamento fue un “ataque contra todas las personas libres” y que el Reino Unido “no tiene miedo”.

La jefa del Gobierno agregó que el atacante, cuya identidad no facilitó, actuó solo y que “no hay razones para pensar” que se hayan planificado más atentados contra la población. Según explicó, la identidad del agresor es conocida de la Policía y por de los servicios secretos británicos MI5 (interno), pero que el caso de este individuo está relacionado con el pasado.

Scotland Yard, que previamente había informado de siete detenciones, actualizó la cifra de arrestados por los agentes armados que realizaron de madrugada redadas en seis direcciones de Londres, Birmingham y otros puntos del país, como parte de la investigación para esclarecer lo ocurrido.

En el ataque, ocurrido ayer sobre las 14.40 GMT, el agresor arrolló a viandantes en el Puente de Westminster para posteriormente apuñalar fatalmente a un policía que intentó frenarlo a la entrada del Parlamento británico, antes de ser finalmente abatido a tiros por las fuerzas del orden. Cuatro personas murieron en el atentado, incluidos el agresor, un policía británico de 48 años, Keith Palmer, otro varón de entre 40 y 50 años, y una mujer de 43 años, Aysha Frade, que tenía nacionalidad británica aunque era de origen gallego.

En su comparecencia, May informó de que entre los 29 heridos hay 12 británicos, tres niños franceses, dos rumanos, cuatro surcoreanos, dos griegos, un alemán, un polaco, un irlandés, un chino, un italiano y un estadounidense.

En una comparecencia ante los medios frente a la sede de Scotland Yard, el jefe de la unidad antiterrorista de la Policía de Londres, Mark Rowley, señaló también que hasta la fecha no se han detectado evidencias que apunten a “nuevas amenazas terroristas”.

La policía no tiene información que haga pensar en una amenaza inminente. Y no ha querido ofrecer la identidad del atacante, mientras la investigación sigue abierta.

La principal hipótesis es que el atacante estaba "inspirado en el terrorismo internacional islamista", aunque los investigadores apenas han dado más datos sobre el autor, su nacionalidad, motivación, preparación o posibles cómplices. La policía no ha confirmado oficialmente el vínculo entre el atentado y la operación de Birmingham.

Escenas de pánico

Ayer, momentos después del atentado, los testigos describieron escenas de pánico en las inmediaciones del Parlamento, y vídeos divulgados en las redes sociales mostraron a equipos médicos atendiendo en la acera a los heridos. “Cuando el agresor corría hacia la entrada (del Parlamento), dos personas vestidas con ropa de calle, armados con pistolas, gritaron algo que parecía una advertencia. Él les ignoró. Le dispararon dos o tres veces y cayó”, afirmó un testigo.

Los servicios de emergencia rescataron a una mujer que cayó al río Támesis desde el puente cuando el vehículo se abalanzó sobre ella, mientras que el ministerio de Exteriores francés ha confirmado que tres estudiantes galos que se encontraban en Londres de viaje de estudios figuran entre los heridos.

Entre los afectados por el atropello se cuentan otros tres policías que regresaban de una ceremonia oficial. El jefe de la unidad antiterrorista de la policía de Londres, Mark Rowley, afirmó que se trabaja con la hipótesis de que el agresor actuó “inspirado por el terrorismo internacional”, si bien rehusó hacer comentarios por el momento sobre su identidad.

La Cámara de los Comunes y la de los Lores suspendieron de inmediato sus sesiones después de que los parlamentarios escucharan desde el interior de Westminster los disparos de la policía. Cientos de personas, entre diputados, funcionarios, periodistas y ciudadanos que visitaban el palacio, quedaron retenidos durante cerca de cinco horas en las instalaciones parlamentarias por motivos de seguridad.

Comparecencia de May

La primera ministra, Theresa May, abandonó el Parlamento poco después del ataque en un vehículo, sin sufrir daño alguno, y reunió anoche al comité de emergencias Cobra, que incluye a sus principales ministros y altos cargos de la defensa y seguridad nacionales. Tras esa reunión, May compareció, vestida de negro, frente a su residencia oficial en el número 10 de Downing Street.

“La localización de este ataque no ha sido un accidente. El terrorista eligió golpear el corazón de nuestra capital, donde gente de todas las nacionalidades, religiones y culturas se juntan para celebrar los valores de la libertad, la democracia y la libertad de expresión”, afirmó. May comunicó que su Gobierno mantiene a pesar del incidente su alerta por terrorismo en un nivel considerado “severo”, el cuarto grado en una escala de cinco, en el que se encuentra desde agosto de 2014.

El atentado también afectó al Parlamento autónomo de Escocia, que aplazó por respeto a los afectados el voto que iba a celebrar para decidir si respalda un nuevo referéndum de independencia. El atentado ha llevado a la policía metropolitana de Londres a aumentar el número de policías armados que patrullarán la ciudad en los próximos días.

El comandante de Scotland Yard Ben Harring pidió a los londinenses que permanezcan “vigilantes” y contacten con las fuerzas de seguridad ante cualquier movimientos sospechoso. “Este es un día que ya habíamos previsto, aunque esperábamos que nunca ocurriría. Tristemente, ahora es una realidad”, dijo el mando policial.

Diversos líderes internacionales, entre ellos los dirigentes de países europeos como España, Italia, Francia y Alemania, trasladaron a Londres sus condolencias tras al atentado. El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, mostró asimismo su apoyo a las víctimas, y el gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ofreció su “total apoyo al Reino Unido”.

Normas