Sindicatos

Unai Sordo, puerta al relevo generacional en CC OO

Fernández Toxo ha decidido no renovar en el cargo de secretario general de CC OO a partir de junio

Los secretarios generales de CC OO y UGT de Euskadi, Unai Sordo y Raúl Arza, en una imagen de 2016.
Los secretarios generales de CC OO y UGT de Euskadi, Unai Sordo y Raúl Arza, en una imagen de 2016.

El relevo generacional al frente de Comisiones Obreras arrancará el próximo mes de julio. El secretario general Ignacio Fernández Toxo sorprendió este sábado al anunciar que no presentará su candidatura a un tercer mandato al frente de CC OO en el congreso que se celebrará entre el 29 y el 1 de julio.

 Su decisión fue acompañada además por el señalamiento como sucesor de Unai Sordo (Bilbao, 1972), que desde hace ocho años es el secretario general de CC OOEuskadi. La apuesta que recibió un amplio apoyo por parte del consejo federal, con 117 votos a favor y seis abstenciones.

“Se trata de una decisión personal”, argumentó Toxo, que defendió su postura por el “profundo proceso de transformación del sindicato” y “la necesidad de dar continuidad a las reformas de la organización”. Sobre Sordo, comentó que “tiene 20 años menos que yo, pero tiene experiencia, y desarrolla una actividad en un lugar muy difícil para el sindicalismo confederal”. El País Vasco cuenta con una importante trayectoria sindical aunque CC OO no está entre las organizaciones con mayor implantación, dado el arraigo de las nacionalistas ELA y LAB.

El por ahora único candidato a la secretaría general de CCOOtiene una amplia trayectoria en la organización pese a que defiende que llegó al sindicalismo “casi por casualidad”. Su trayectoria es una de las más fulgurantes del sindicalismo vasco: se puso al frente de la secretaría de juventud con 18 años y en 2004 fue nombrado responsable territorial de Bizkaia. Graduado social por la Universidad del País Vasco (UPV), trabajó como carpintero, oficinista y realizando varias temporadas de la campaña de la fresa en la provincia de Valladolid.

En las dos ocasiones en las que ha sido elegido secretario general de CC OO en Euskadi ha conseguido amplísimas mayorías:84,32% en 2004 y 96,65% en 2009. En paralelo a su labor sindical mantiene un blog (www.unaisordo.com) y tiene cuenta abierta en Instagram y Twitter, además de las habituales columnas de opinión.

En cuanto a su labor sindical, destaca su apuesta por mantener el diálogo social. El último gran acuerdo pactado por Sordo fue el documento firmado por CC OO, UGT y Confebask, al que luego se sumó el Gobierno vasco, para priorizar los convenios territoriales ante el creciente decaimiento de estos. ELAy LABno se sumaron al pacto y lanzaron duras críticas tanto a UGT como a Comisiones Obreras.

La apuesta de Toxo por Sordo cuenta con el respaldo del consejo confederal de Comisiones Obreras. No obstante, hasta la celebración del congreso de junio podrán presentarse nuevas candidaturas. Según los estatutos del sindicato, solo es preciso el apoyo de un 10% de los delegados.

El secretario general que salga de la cita de junio tendrá entre sus tareas pendientes asuntos como el debate sobre la reforma de las pensiones, en el que participa junto con el resto de agentes sociales y el Gobierno. En paralelo, está sin resolver el pacto salarial, donde las posiciones de los sindicatos y la patronal están más enquistadas. En los próximos tres meses, no obstante, el peso de la negociación seguirá recayendo sobre el propio Toxo.

Toxo, que en noviembre cumplirá los 65 años, deja como testigo su papel como líder de la organización en uno de los periodos más complejos de la misma. Accedió a la secretaría general en 2008, tras desbancar a su predecesor José María Fidalgo, y ha afrontado los efectos de la crisis económica: el incremento del paro y reformas clave como la laboral y la de las pensiones. Toxo deja tres huelgas generales convocadas junto a UGT.

Normas