Mercado laboral

Cómo son los contratos que logran los parados (y dónde los logran)

La recolocación fomenta el contrato indefinido, según MOA BPI group

El Informe de Recolocación 2016 elaborado por la multinacional franco-americana MOA BPI group constata que el 55% de las contrataciones que realizó MOA BPI group durante el ejercicio 2016 fueron contratos indefinidos y el 70% de los mismos siguieron una línea continuista de su carrera profesional, es decir, no optaron por otros sectores ni otros puestos.

El sector industrial, junto con la banca/seguros y la tecnología/telecomunicaciones, acaparan las recolocaciones en 2016, según la multinacional franco americana de recursos humanos MOA BPI group.

El Informe de Recolocación de 2016 confirma dos cambios de tendencia en 2017: se recolocaron más hombres que mujeres frente al año pasado donde hubo empate y la edad de los candidatos que buscaban trabajo tenían entre 40 y 50 años (el 54% del estudio) frente al rango de 35 a 45 años del Informe anterior.

El 57% de los candidatos se ha recolocado en los seis primeros meses del proceso pero un 26,5% consiguió trabajo antes de los tres meses.

MOA BPI group. ampliar foto
MOA BPI group.

La mayoría de los afectados por un expediente de regulación en 2016 y que fueron recolocados por la multinacional especializada en este sector, MOA BPI group, en otros puestos de trabajo consiguieron contratos indefinidos y continuistas. Por porcentajes, el 55% de las recolocaciones que se hicieron en el pasado ejercicio fueron indefinidas, frente al 12% temporal, 10% por obra, y 8% freelance, según el estudio Informe de Recolocación 2016.

“Esto se explica por la recuperación en el empleo, mayor expectativa de crecimiento económico en España. Gracias a la gran especialización de MOA BPI group en la identificación de ofertas estables y de gran calidad, muchas empresas han basado la búsqueda de candidatos en nuestra oferta”, explica Juan José Berbel, Director General de España y Portugal de MOA BPI group.

Además, como síntoma de mayor estabilidad, en esta ocasión la gran mayoría de los candidatos –llega al 70%- busca la continuidad frente al cambio o la ruptura.

El año pasado el 8% de los candidatos buscaron en el emprendimiento su salida y este año este porcentaje ha bajado al 5%.

El 57% se recolocó en los seis primeros meses

La gran mayoría de los candidatos, casi el 60%, se recolocó en los primeros seis meses y de ellos casi un 27% consiguió recolocarse en un tiempo récord de tres meses.

Durante este ejercicio se confirman dos cambios de tendencia importantes que afecta a la edad y el sexo de los candidatos.

Por un lado, este año se recolocaron más hombres que mujeres, un 10% más respecto al dato de 2015, y por otro, las edades han aumentado considerablemente.

En este año, el mayor porcentaje –54%– de quienes buscan una recolocación se situaba entre los 40 y 50 años frente a los 35 y 45 años del año anterior.

La gran ola de despidos, que se vivió en tiempos de crisis, afectó a los perfiles más jóvenes y sin mucha experiencia con el objetivo de pagar menos indemnizaciones.

“Una vez pasada esta gran ola de destrucción de empleo, ahora las compañías que siguen necesitando rebajar los costes no les ha quedado más remedio que despedir a los trabajadores de mayor edad y experiencia”, señala el Director General para España y Portugal de MOA BPI group, Juan José Berbel.

La industria acapara gran parte de las recolocaciones

La industria, en especial la automoción, ha sido el sector que más recolocaciones ha admitido durante el pasado año, según el Informe de Recolocación 2016 que acaba de lanzar la multinacional MOA BPI group.

Además de la automoción, destacan la construcción donde se observa un cierto repunte tras el estallido de la burbuja inmobiliaria, la farmacéutica, la aeronáutica o el metal. Por detrás de la industria se encuentran otros sectores, como banca, seguros, tecnología y telecomunicaciones.

Por tipo de perfiles o puestos de trabajo, el repunte de la industria hace que el perfil más demandado haya estado relacionado con la producción y la electromecánica. Otro alto porcentaje está relacionado con la actividad comercial y también con las tecnologías de la información.

Normas