Automoción

Las exportaciones de coche español aumentan su dependencia europea

La venta de coches españoles a países como Corea o China se ha desplomado en 2016

La fábrica de Landaben (Navarra) de Volkswagen
La fábrica de Landaben (Navarra) de Volkswagen

El gusto de los países asiáticos por los coches españoles ha decaído en el último año. El peso de las ventas de automóviles al continente se ha reducido en 0,6 puntos porcentuales. Representa el 1,8% del total de exportaciones, frente al 2,5% del año pasado. Las ventas totales fuera de España ascendieron a 2,43 millones de vehículos, el 84% de la producción española, según los datos de cierre de las exportaciones de automóviles españoles en 2016 facilitados por la asociación española de fabricantes de vehículos Anfac.
Puede parecer poco volumen pero estos vehículos que Asia no compra se orientan a su venta en países europeos. Esto supone un incremento de la entregas que aumenta la dependencia de las fábricas españolas al Viejo Continente, que ya acaparó el 81% de las comercializaciones de automóviles fuera de España el año pasado,
El incremento de las compras de China y Corea de coche español fue la gran revelación de las exportaciones del año pasado. China pasó de traer desde España 47 escasísimos vehículos en 2015 a disparar sus adquisiciones por encima de los 11.000 automóviles vendidos. Corea también subió considerablemente sus compras, desde los 2.065 unidades en 2013 hasta las 28.430 entregas enviadas en 2015. El Renault Captur, que se fabrica en la instalación de la enseña en Valladolid, ha sido el principal responsable de este incremento del peso asiático en 2015.
En el último año, las comercializaciones de estos vehículos han caído sensiblemente. El mercado chino solo ha demandado 580 unidades españolas, un 95% menos que el año anterior. Corea, por su parte, ha reducido sus compras en un 52%, hasta las 13.775 unidades. Japón, sin embargo, incrementó sus compras en un 4%, hasta las 7.196 unidades. Singapur también adquirió más vehículos españoles, si bien el volumen es mucho menos relevante. Alcanzó las 2.142 unidades, un 67% más que las entregadas el año anterior.
Con la reducción de las exportaciones de vehículos españoles a Asia y a África, que bajo su peso del 3% del total al 2,1%, la Europa de los 27 acaparó el año pasado el 81,5% de las ventas totales fuera de España frente al 80% del año pasado. La participación de la Europa de los 15 se ha estabilizado en torno al 75% de las comercializaciones, mientras que los 12 países restantes han incrementado sus ventas en un punto porcentual, hasta los 16,6% de las ventas.
Los cuatro mercados principales de exportación desde España mantienen su peso como principales receptores de coches españoles. Todos incrementan sus adquisiciones menos Inglaterra, que reduce su participación del 16% en 2015, unas 363.500 unidades al 14,3% de las entregas totales en el año. Alemania, sin embargo, aumentó sus compras del 16,9% al 17,5%, superando a Francia, que adquirió el 17,3% de las exportaciones españolas de 2016. Alemania se coloca así como primer mercado de exportación para España. Italia incrementó sus compras hasta hacerse con el 10% del total de las exportaciones.
Esta dependencia europea es preocupante si se toma como referencia la crisis de la fabricación en 2012. Ese año, las factorías españolas ensamblaron 1,97 millones, la primera vez en la década que cayeron por debajo de los dos millones de unidades. Recuperar ese volumen y ascender hasta los tres millones llevó aparejada la necesidad de buscar nuevos mercados y reducir la exposición a la demanda europea y española.

Normas