Funcionarios
Personal sanitario en un quirófano.
Personal sanitario en un quirófano.

UGT cree prioritario solucionar el problema de los interinos

Admiten firmar un pacto de salarios plurianual

Denuncian que en España trabajan para la Administración casi 400.000 interinos y empleados con contrato laboral

El secretario general de la Federación de Servicios Públicos de UGT, Julio Lacuerda, presentó hoy las medidas que, en opinión del sindicato, deberían ser abordadas en la negociación que deben llevar a cabo los representantes de los trabajadores del sector público con el Ministerio de Hacienda.

Una de las actuaciones que para UGT es prioritaria es dar una solución al problema de la excesiva temporalidad en la Administración pública. Lacuerda explicó que es inconcebible, tal y como ha recordado recientemente la Comisión Europea, que en España existan más de 395.000 empleados en el sector público cuya situación es de interinaje o tienen un contrato temporal.

Por ámbitos o sectores, Lacuerda aseguró que en la actualidad la tasa de temporalidad es del 2% en la Administración central del Estado, del 25,5% en las comunidades autónomas, del 8,3% en la administración local, del 5% en las universidades, del 21,3% entre los docentes no universitarios, del 36,5% entre el personal estatutario del sistema nacional de salud (SNS) y del 23,5% en justicia. Por ello, el sindicato consideró que ha llegado el momento de consolidar todos los puestos que sean de carácter estructural y no temporal y eliminar la tasa de reposición para que la Administración comience a contribuir a la reducción del desempleo. En esta línea, cuando se convoque la Mesa General de las Administraciones Públicas, reunión para la que Hacienda admite que aún no hay fecha, UGT planteará la necesidad no solo de consolidar el empleo de esos casi 400.000 interinos y temporales, sino de poner en marcha medidas que eviten que en un futuro se vuelva a repetir esta situación.

Respecto a la revalorización de los salarios de los funcionarios, UGT explicó que no se muestran contrarios a suscribir con el Gobierno un acuerdo plurianual para recuperar todo el poder adquisitivo perdido, “ya que somos conscientes de que es imposible recuperarlo todo de una vez”. Sin embargo, afearon la actitud del ministro Cristóbal Montoro, “por no haber movido todavía ficha a un mes escaso de la aprobación en Consejo de Ministros de los presupuestos para este año”.

Lacuerda no quiso desvelar la estrategia de negociación que tienen diseñada los sindicatos de la Función Pública (UGT, CC OO y CSIF), que en todos los temas fundamentales están de acuerdo, pero sí apeló a que Montoro demuestre que “va en serio”. “Ya que sabemos que el proceso será largo, que nos permita llevar en ese camino comida para dos días”. En este punto, recordó que hasta un 80% de las medidas que quieren abordar en la negociación para mejorar las condiciones de trabajo de los funcionarios se pueden abordar sin que exista un presupuesto aprobado.

A este respecto, UGT recordó que en un encuentro con el grupo parlamentario popular, uno de sus dirigentes admitió que el margen del que dispone el Gobierno para las cuentas de 2017 es de 15.000 millones, cifra que desmiente Hacienda.

Normas
Entra en EL PAÍS