Ecoemprendedores

Nuevas ideas para el viejo sector energético

Los emprendedores apuestan por el ahorro y las renovables

Vista de la aplicación de Podo para móvil y ordenador.
Vista de la aplicación de Podo para móvil y ordenador.

El auge del emprendimiento español ha traído a una oleada de empresas innovadoras dentro del sector de la energía. Pequeñas y medianas empresas con ganas de cambiar el panorama eléctrico y enfrentarse al oligopolio de las grandes o de despuntar en el sector de las renovables ofreciendo diferenciación y mejores servicios.

Conseguir ahorro de la factura eléctrica para particulares es el gran reto y son varias las startups que buscan la mejor fórmula. Apoyadas en tecnología y con el respaldo de las nuevas opciones eléctricas, seducen a un usuario harto de pagar en exceso y proponen opciones que combinan, por ejemplo, el llamado internet de las cosas con tarifas planas de consumo eléctrico (Kwiil, Podo y Wattio).

Apoyadas en la tecnología, estas compañías seducen a un usuario harto de pagar en exceso con opciones que combinan el internet de las cosas y las tarifas planas

Mientras, las renovables avanzan hacia nuevas fórmulas que presentan, entre otras cosas, un molino de generación eólica sin aspas (Vortex) o una plataforma en la nube para conocer, en tiempo real, la producción de una planta (Kren4).

Tal es la importancia de las startups relacionadas con el sector energético, que en la ultima edición de South Summit –el evento que reúne a los principales emprendedores de todos los sectores– uno de los platos fuertes fue la presentación de varias firmas energéticas, donde se demostró que “sectores productivos como la industria y la energía, pesos pesados de la economía mundial, tienen mucho que decir en el emprendimiento y la innovación”, según los organizadores.

Así, la ganadora de esta categoría fue la barcelonesa Bioo, que desarrolla y comercializa paneles que generan electricidad a partir de la fotosíntesis de las plantas, “de una manera competitiva y sostenible, proporcionando un sistema de producción de energía más verde”, cuentan desde South Summit. Además de ellos, estos son algunos ejemplos de startups que suenan en el sector.

Uso de dispositivos para el ahorro

Borja Moreno, con el kit de bienvenida de Kwiil.
Borja Moreno, con el kit de bienvenida de Kwiil.

Kwiil “nació para ayudar a las familias a ahorrar en su factura de la luz”, afirma Borja Moreno, consejero y fundador de la empresa. Se trata de una compañía eléctrica que ofrece un servicio combinado, “gracias a las nuevas tecnologías y al uso del llamado internet de las cosas”, cuenta.

“Ofrecemos al usuario una tarifa eléctrica a precio competitivo y un pack de bienvenida, que incluye unos dispositivos de fácil instalación, para que el cliente pueda tener el control de su energía”, explica Moreno. Así, podrá apagar y encender luces, calentadores, lavadora “y ver su consumo en tiempo real en su dispositivo móvil”, añade. Gracias a este mix, en diciembre de 2016 Simples Energia –la comercializadora líder en Portugal– y Enisa apostaron por este proyecto.

Cambio de compañía en dos minutos

Podo es una comercializadora de electricidad que nace con el firme objetivo de devolverle el control al cliente”, cuentan fuentes de la empresa. La firma quiere convertir el consumo de la energía eléctrica “en algo sencillo, accesible y comprensible para los usuarios”, dicen. El funcionamiento es fácil. Podo ofrece, tanto a hogares como a pequeñas y medianas empresa, el cambio de compañía a través de su web en un par de minutos.

Proporcionando unos datos básicos en www.mipodo.com, se calcula en tiempo real la mejor tarifa para cada cliente y presenta una oferta personalizada con los datos que más interesa conocer: cuánto pagará al mes y cuál es el ahorro que puede alcanzar. Además, incluye herramientas digitales para informar al cliente del consumo actual.

Aerogeneradores sin pala

Aerogenerador en pruebas en una vivienda.
Aerogenerador en pruebas en una vivienda.

En cuestión de renovables, Vortex marca la diferencia. Aún no están en fase de comercialización, pero saben que “esta tecnología abre ya la era para crear molinos sin palas, de diferentes dimensiones y potencias”, asegura Raúl Martín, socio fundador de la firma. Este año prevén empezar las pruebas de modelos de menor potencia para lanzarlos en 2018.

Estos aerogeneradores “capturan la energía cinética del viento por aprovechamiento del efecto de la vorticidad”, explica el experto. La ventaja está en que no es necesario incorporar partes móviles en contacto, “lo que permitirá reducir drásticamente los costes de producción de la eólica”, añade.

Otro de los puntos a tener en cuenta es que esta tecnología no produce ruido ni precisa del uso de lubricantes, “lo que, junto al reducidísimo mantenimiento, la convierte en una solución ideal para el uso residencial y el autoconsumo”, apunta el fundador.

El mercado eléctrico en la nube

José Tejada, fundador de Kren4.
José Tejada, fundador de Kren4.

Apasionado por la tecnología, José Tejada fundó Kren4 hace tres años, “con el objetivo de gestionar activos de las renovables de una manera integral y traer soluciones tecnológicas de vanguardia al sector de la energía verde”, comenta.
Kren4 es una plataforma web que combina la información técnica y económica de las plantas renovables. “Es un servicio en la nube, por lo que nuestros clientes pueden acceder a la plataforma desde cualquier lugar, siempre que cuenten con conexión a internet”, indica.

De esta forma, la plataforma integra la información en tiempo real de las plantas, la de los contadores y la del mercado eléctrico. Además, permite al cliente comprobar si está cumpliendo con sus objetivos de ingresos y de producción. “También es posible analizar los motivos de las desviaciones, el precio capturado de la energía o recibir avisos por motivos como falta de comunicación con la monitorización de la planta o los contadores”, explica Tejada. Una función práctica para el sector de la energía limpia.

Domótica para vigilar el consumo

Nuevas ideas para el viejo sector energético

Fundada en 2010 por Patxi Echeveste, Wattio es una de las firmas pioneras en desarrollar soluciones domóticas conectadas a internet. “Unimos dos conceptos universales que han estado separados hasta ahora: la casa en la que vivimos y el teléfono móvil con el que nos comunicamos”, cuenta Echeveste.

La startup ha logrado por ello varios reconocimientos y premios.
La compañía desarrolla soluciones para hacer inteligentes los hogares que, además, permiten ahorrar en el consumo eléctrico y de gas, así como proporcionar opciones para mejorar la seguridad en la vivienda. “Nuestros dispositivos conectan a través de internet con el teléfono móvil del usuario y gestionan desde cualquier lugar la temperatura, las luces y aparatos eléctricos”, destaca el directivo.

Normas