Renovables

Emergentes, ‘El Dorado’ de la energía limpia

Chile, México o India son los destinos favoritos para invertir en renovables

Vista del parque solar fotovoltaico El Romero de Acciona en Chile, el más grande de Latinoamérica.
Vista del parque solar fotovoltaico El Romero de Acciona en Chile, el más grande de Latinoamérica.

Hace algo más de un año del Acuerdos de París donde se marcaron los objetivos mundiales en materia de renovables para los años 2020 y 2030. “Desde entonces, nuestro planeta se encuentra en transición energética para pararle los pies a la economía basada en el carbono y centrarnos en las energías limpias”, indican los expertos de la Asociación Empresarial Eólica (AEE).

Países como Islandia, donde las luces de todos los hogares ya se encienden gracias a las renovables, o el gigante asiático China, que aumentó en 2016 un 60% sus inversiones en tecnologías verdes fuera de sus fronteras, son claros ejemplo del interés que suscita el aprovechamiento de los recursos naturales.

Pero España también vivió su momento y fue pionera en eólica y fotovoltaica, lo que otorga “grandes conocimientos técnicos y el liderazgo de nuestras empresas en el mundo”, subraya José Donoso, director general de Unef (Unión Española Fotovoltaica).

Para EY, EE UU sigue siendo el país más atractivo para los inversores

Eso sí, España como destino para inversores ocupa el puesto 28 del índice Recai (acrónimo en inglés de índice de países más atractivos para la energía renovable) elaborado por la consultora EY.

“La instalación de plantas solares se está desviando desde Europa y Estados Unidos hasta países emergentes que, en estos momentos, lideran en cuanto a potencia”, apunta el director.

“Este desplazamiento hacia mercados de Iberoamérica y Asia es debido a la fórmula utilizada. Mientras aquí primamos a las renovables por ser medioambientalmente beneficiosas, allí se trata de una cuestión de ahorro y de seguridad de suministro; casi de necesidad”, explica.

Mientras se consolidan los mercados emergentes, el ranking Recai continúa encabezado por Estados Unidos, que en 2016 fue el país más atractivo para invertir en renovables por sus incentivos y los planes de futuro que la Administración Obama dejó proyectados, tanto en solar fotovoltaica como en eólica.

El mayor consumidor de energía del planeta no puede depender únicamente de combustibles fósiles. Siempre a la espera, claro está, de los cambios que puedan producirse durante el mandato de Donald Trump.

Tras EE UU aparecen China e India, lo que hace a Asia el continente favorito para invertir. “En instalación de energía eólica, India ya adelantó a España en 2016 y el objetivo del Gobierno es pasar de los 37.000 megavatios actuales a 60.000 en 2022”, confirman desde AEE.

India
Parque eólico de Gamesa en India.

Por el contrario, las mismas fuentes aseguran que “las empresas españolas no lo tienen fácil en China”, a pesar de los planes del Gobierno de cuadruplicar la potencia instalada.

India da la bienvenida a las empresas inversoras con incentivos de tipo tributarios (créditos fiscales, moratorias y deducciones), así como una financiación a bajo coste, facilitación de terrenos para instalar plantas e incentivos vinculados a la producción.

Mención aparte merece Chile (cuarta en la lista de EY). Ahora mismo es el país que lleva las riendas de Iberoamérica, donde, además, “se fija el precio mediante el sistema de subastas y le otorga, en estos momentos, el más competitivo”, apunta Donoso. Buena muestra de ello es la megaplanta solar de El Romero que la filial de Acciona ha puesto en marcha en el país, la más grande de Latinoamérica.

Viento favorable en México, sobre todo para la eólica y la solar

“La apuesta de México por la energía eólica es importante y se orquesta a través de subastas”, apuntan desde la Asociación Empresarial Eólica (AEE). “En este país se ha llevado a cabo una profunda reforma legal en los últimos años para favorecer las inversiones del sector privado en el desarrollo de los recursos energéticos mexicanos”, cuentan los expertos.

De hecho, de aquí al año 2019 se espera que un total de 34 compañías inviertan más de 6.000 millones de euros en la construcción de 52 nuevas centrales de generación de energía verde, señalan desde AEE.

“Comentan las empresas que han participado en las subastas que la reforma del sistema regulatorio energético mexicano ha abierto nuevas posibilidades de inversión”, cuentan fuentes de la asociación. Viendo las opciones de crecimiento del sector de las energías limpias en el país azteca y las necesidades de una demanda eléctrica en crecimiento, no extraña que se presente para las españolas como una oportunidad.

Incluso, el sector bancario ya ha puesto en marcha procedimientos específicos de financiación para la instalación de plantas, y se han abierto ayudas a pequeñas empresas del sector renovable. Según cálculos, los mexicanos disfrutarán en 2024 de un 35% de la electricidad proveniente de fuentes limpias, de eólica y fotovoltaica.

Gamesa asegura que, “tras alcanzar dos nuevos acuerdos con Iberdrola para suministrar 325 megavatios en México, ha consolidado el posicionamiento de la compañía en el país”.

Normas