Inversiones

BNP se hace con la custodia de 60.000 millones de activos de Mapfre

Mapfre
Edificio de BNP Paribas en París.

Mapfre Inversión, especialista en soluciones de ahorro a largo plazo, con cerca de 60.000 millones de euros gestionados, ha designado a la entidad financiera BNP Paribas como custodio global de todos sus activos –fondos de inversión, de pensiones, seguros de ahorro, de rentas, planes de previsión asegurados– en el mundo, una decisión que permitirá a la compañía reducir costes y liberar recursos para su actividad recurrente.

Hasta ahora, Mapfre Inversión, como depositario de todos los activos que gestiona, tenía repartidas las funciones de su custodia entre varias entidades financieras. Tras un exhaustivo análisis interno se ha decidido centralizar a partir de ahora en una única entidad estas labores externalizadas de custodia de valores, lo que aportará a la compañía un importante ahorro anual.

Entre las ventajas que se obtienen con este paso, destacan la liberación de recursos para su dedicación a las competencias principales de Mapfre Inversión, la simplificación de contrapartidas, y el ahorro de costes directos e indirectos. Mapfre también se beneficiará del alcance internacional y de la experiencia que sobre el mercado local tiene BNP Paribas Securities Services. La red de custodia del banco cubre más de 95 mercados y su negocio de depositaría es uno de los más grandes en Europa.

Estos cambios se enmarcan tanto en la vocación de gestión global de Mapfre como en el plan estratégico del grupo, que se traducen en un desarrollo específico del negocio de Mapfre Inversión, que cuenta con un equipo de 150 profesionales dedicados a la inversión y con gestión directa en 26 países.

 

Normas