Tribuna

El mercado de arte contemporáneo se afianza

Los porcentajes de las obras vendidas en Nueva York o Londres alcanzaron niveles récord

La víspera de la inauguración de la feria internacional Arco a comienzos de cada año, coincidiendo con el arranque de la temporada de las subastas internacionales, siempre es un buen momento para hacer un análisis de la situación del mercado del arte, tanto a nivel nacional como internacional.

El año 2016 fue un año muy positivo para el arte contemporáneo, a pesar de las turbulencias sociales y políticas globales, al afianzarse el crecimiento de los últimos años y calmarse los miedos y dudas sobre el mercado de arte. El año comenzó con incertidumbre y un apetito menor reflejado en el número de obras de arte ofrecidas y unas ventas no consistentes en los primeros meses. Los grandes coleccionistas parecían querer evaluar los retos y turbulencias globales con el consecuente resultado de que la oferta fue menor que el año anterior.

Sin embargo, a medida que pasaron los meses fue cambiando y se reflejó en un final lleno de convicción y grandes resultados tanto en subastas como a nivel privado, reforzando el consenso de que los coleccionistas quieren comprar, pero cada día se concentran más en las mejores obras del mercado. No es cierto que el mercado haya sufrido en 2016 una demanda menor: el reto no es la demanda, sino la oferta. Más personas quieren comprar obras de arte más importantes de las que quieren o necesitan vender.

Algunos datos interesantes: a nivel global de las subastas de arte contemporáneo en Sotheby’s, vimos en 2016 un aumento grande de coleccionistas participando en nuestras ventas. El número de clientes que se registraron para pujar en las ventas de contemporáneo a lo largo del pasado año creció un 35%, con pujadores procedentes de hasta 83 países. El mercado claramente fue muy global. Por ejemplo, el 22% de los compradores procedían de mercados emergentes y la participación de los coleccionistas asiáticos aumentó un 11% a lo largo del año. Batimos 33 precios récord en subasta por artistas contemporáneos y 182 obras se vendieron por encima de un millón de dólares.

"Los coleccionistas quieren comprar, pero cada día se centran más en las mejores piezas"

Lo que muestran los resultados de 2016, al igual que las obras que han confiado nuestros clientes a las próximas subastas en Londres en marzo, es que siempre habrá demanda por obras de arte importantes. Los porcentajes de las obras vendidas en las subastas en Nueva York o Londres alcanzaron niveles récord y esperamos que esto continúe en 2017. Las previsiones para las subastas de arte impresionista y moderno y arte contemporáneo en marzo son de las más altas que hayamos tenido jamás en Europa: los vendedores quieren aprovechar está gran demanda para obtener máximos resultados.

El mercado nacional sigue esta tendencia y Arco es el reflejo más claro de ello. El hecho de que algunas de las galerías internacionales más relevantes repitan su participación en la feria muestra que entre los coleccionistas se ha generado más confianza en el mercado, con un renovado entusiasmo por la compra de arte contemporáneo. Arco, con las 200 galerías participantes de 27 países, es sin duda un escaparate fundamental en Europa de lo mejor de la producción artística actual en el que los coleccionistas nacionales e internacionales no solo tienen la oportunidad de adquirir obras de los artistas internacionales más importantes, sino también de descubrir jóvenes artistas españoles, portugueses o latinoamericanos. El gran protagonista de esta 36 edición es Argentina, el país invitado. El nutrido programa general cuenta con 164 galerías. Además de poder admirar las obras de numerosos artistas de todo el mundo, como Guillermo Kuitca, Fabián Marcaccion o Sebastián Díaz Morales, Arco acogerá charlas públicas, sesiones y encuentros profesionales, entre otras actividades, que ayudarán a los visitantes a nutrirse de información y formación en lo que a arte contemporáneo se refiere.

Lo que ha conseguido Arco a lo largo de estos últimos años a base de mucho esfuerzo, de convertirse en el vínculo entre Latinoamérica y Europa, está obteniendo en las últimas ediciones de la feria frutos positivos. Sin duda, Arco ha hecho y sigue haciendo una labor fundamental para crear una nueva generación de coleccionistas en nuestro país.

Alexandra Schader es directora de arte moderno y contemporáneo de Sotheby’s.

Normas