Nueva etapa del banco

Ron dispondrá del derecho a una pensión de 24 millones

El exconsejero delegado, Francisco Gómez, ha acumulado una pensión de 20,34 millones

Banco Popular
El expresidente del Banco Popular, Ángel Ron. EFE

Banco Popular constituirá un fondo de provisiones de 24,2 millones de euros para hacer frente a la pensión que corresponderá al ya expresidente de la entidad Ángel Ron, quien estuvo al frente de la misma durante 13 años.

Ron recibió una retribución en 2016 de 1,47 millones de euros por liderar la entidad, la misma cuantía que cobró en el ejercicio precedente. Además, la aportación al sistema de ahorro durante el ejercicio 2016 fue de 243.000 euros, con lo que la cuantía total de la pensión generada por Ron asciende a 8,57 millones de euros. En el Informe anual de remuneraciones de los consejeros publicado este lunes se recoge que el banco completará las dotaciones registradas para hacer frente a la referida pensión por jubilación con un importe de 15,638 millones de euros en concepto de compromisos por pensiones pendientes de dotar, que se registrarán en su totalidad en la fecha de su cese.

En el informe se explica que Ron, una vez que cese en su cargo de presidente y de consejero, accede a la pensión por jubilación de 1,1 millones de euros anuales. Esta cuantía está vinculada al cumplimiento de un pacto de no competencia post contractual, por la que no podrá trabajar durante los próximos 11 años en ninguna otra entidad financiera o de crédito.

El ex número dos de Banco Popular, Francisco Gómez, ganó en siete meses de 2016 1,845 millones de euros, en los que se incluye una indemnización de 1,145 millones, y recibió en su plan de pensiones 14,623 millones de euros en el momento de su prejubilación.

Esta aportación hizo que los fondos que acumula en su “hucha” asciendan a 20,34 millones, según el informe anual de remuneraciones remitido por el Banco Popular a la CNMV durante la junta que aprobará el nombramiento de Emilio Saracho como presidente.

A pesar de que el grupo se anotó las pérdidas más abultadas de su historia el pasado año, las retribuciones de su consejo de administración se dispararon un 48,7% respecto a 2015, hasta 6,88 millones, en parte por el finiquito del ex número dos.

El cambio de consejero delegado explica, en gran medida, este incremento de las retribuciones, porque a lo ganado por Francisco Gómez hay que sumarle también el sueldo de 1,363 millones que recibió su sucesor, Pedro Larena, en 2016.

El informe indica además que el contrato del nuevo presidente, Emilio Saracho, tendrá un plazo de cuatro años sujeto a renovación e incluye un plazo de preaviso de tres meses en caso de extinción. El contrato no recoge cláusulas de permanencia o fidelización.

Tanto el contrato de Larena como el de Saracho contemplan el abono de una retribución variable garantizada por un millón de euros y de una prima de contratación por importe de cuatro millones, respectivamente. "Los contratos del Sr. Larena y del Sr. Saracho contemplan, de forma excepcional, el abono de una retribución variable garantizada por importe de 1 millones de euros y de una prima de contratación por importe de 4 millones de euros, respectivamente. Ambos conceptos están expresamente recogidos dentro de la Guía de la EBA y podrán abonarse siempre que el banco posea una base de capital sana y sólida", explica el documento. "Su abono se realizará en metálico y de una única vez en el ejercicio 2017", añade.

Esta prima de contratación se limita así al primer año de vigencia de los contratos de ambos consejeros. De esta forma, Saracho podrá percibir este año más de 5,6 millones de euros. 

Al cierre del pasado año, la cúpula del Banco Popular atesoraba en sus planes de pensiones 58,87 millones, pues a los 20,34 millones del ex consejero delegado y los 8,575 millones de Ron hay que sumar, entre otros, 15,678 millones de José María Arias, expresidente de Banco Pastor, y 9,119 millones de Roberto Higueras, un histórico del Popular .

Normas