Consumo

La Comisión Europea vigila la letra pequeña del ‘rent a car’

Bruselas pide coherencia entre la oferta y el contrato de alquiler.

La Comisión Europea vigila la letra pequeña del ‘rent a car’

Las reservas de coches de alquiler por internet –aparentemente a precio amigo– cuyo importe se dispara en el mostrador de recogida son una constante. Precios atractivos que no muestran extras obligatorios, que esconden cargos desconocidos para el cliente o que no especifican el límite de kilómetros que se cobran a posteriori. Un verdadero trastorno para el viajero, que el año pasado se tradujo en más de 2.000 reclamaciones en Europa.

La Comisión Europea y algunas autoridades de consumo se han reunido recientemente con las cinco principales compañías de alquiler (Hertz, Europcar, Enterprise, Avis y Sixt) para encontrar una solución al problema. De esta forma, las empresas ya han puesto en marcha cambios “para que sus prácticas comerciales se ajusten a la normativa de la Unión Europea en materia de consumo”, confirman en la propia Comisión.

La comisaria de Consumo de la UE, Vera Jourová, afirma “haber trabajado duro con las empresas de alquiler de vehículos para garantizar que los ciudadanos puedan alquilar un automóvil y recibir un trato justo, independientemente del país donde lo alquilen”.

Para Miguel Ángel Saavedra, presidente ejecutivo de Feneval (Federación Nacional Empresarial de Alquiler de Vehículos),se trata de una buena noticia y más al ser acuerdos a través de la Comisión”. Y añade:

Las cifras

2.000 reclamaciones de usuarios y consumidores se han puesto en 2016 en Europa por problemas con empresas de alquiler de coche.

1.480 millones de euros facturaron el pasado año las compañías de ‘rent a car’ en España. Un 4% más que el periodo anterior.

220.000 matriculaciones de vehículos nuevos en 2017 se estima que harán las empresas alquiladoras que operan en nuestro país.

“Desde la federación pensamos y estamos a favor de que exista una total transparencia en las condiciones de contratación, de forma que el cliente sepa el precio final de alquiler en el momento de la reserva del vehículo”. Se terminan así los precios con trampa.

Entre otras cosas, la nueva normativa permitirá que la reserva incluya todos los gastos inevitables (por ejemplo, los neumáticos de invierno en países de uso obligatorio). Además, se obliga a las compañías de rent a car utilizar un lenguaje claro y a especificar las normas de abastecimiento de combustible o de kilometraje.

Otro de los puntos escabrosos reside en el seguro: “Se debe informar a los consumidores del precio y de las características opcionales, en particular para las contrataciones que reduzcan la franquicia a pagar en caso de siniestro”, explican. Para completar el paquete de medidas, se pide a las alquiladoras un procedimiento claro sobre la inspección de los autos y los daños producidos durante un alquiler.

  • Crecen las reclamaciones

Javier Díaz-Laviada, director general de Hertz España, reconoce que “hay un hecho objetivo y es el notable incremento de reclamaciones en nuestro sector, y especialmente en nuestro país”. Las prácticas comerciales en los últimos tiempos se han vuelto muy agresivas en el sector, asegura, y añade: “Nos encontramos con un entorno de gran competencia con más de 1.000 compañías”.

Díaz-Laviada hace mención a las prácticas “de compañías pequeñas que no están entre las cinco grandes [antes mencionadas] y que intentan hacerse un hueco en el sector con prácticas no del todo transparentes”, asevera. Hertz apuesta por “aplicar controles, tanto a nivel local como internacional, para potenciar la claridad y calidad de nuestra oferta”. Además, harán hincapié en aclarar aquellos términos anglosajones que se han extendido y que pueden no resultar fáciles de entender a todos los clientes.

Las alquiladoras, favorecidas por el turismo

Miguel Ángle Saavedra, presidente ejecutivo de Feneval.
Miguel Ángle Saavedra, presidente ejecutivo de Feneval.

El sector del alquiler de coches en España camina de la mano del turismo y, por ello, celebra “los buenos resultados que felizmente nos proporciona”, comenta Miguel Ángel Saavedra, presidente ejecutivo de Feneval (Federación Nacional Empresarial de Alquiler de Vehículos).

Para este año 2017 “contribuiremos a la industria de la automoción con más de 220.000 matriculaciones, además de ser parte importante de la cadena de valor del sector turístico”, añade. El ejercicio pasado, el conjunto de empresas cerraron con un crecimiento del 4%, alcanzando los 1.480 millones de euros.

Desde Feneval creen que “en 2017 la movilidad sostenible seguirá creciendo con las nuevas modalidades que aportan nuestros asociados y nuestro parque”. En España, el 80% de la flota de vehículos de alquiler está por debajo de los 120 gramos de CO2; además, la oferta de eléctricos e híbridos es cada vez mayor. La patronal reclama “las ayudas económicas necesarias para la compra de coches de emisión cero, así como la correcta habilitación de puestos de recarga”.

Uno de los temores para las alquiladoras son las nuevas fórmulas colaborativas. Respecto al llamado carsharing, Feneval considera “que debe tratarse como una modalidad más de rent a car y, por tanto, estar regulada por las mismas normas”. Además, el auge de los alquileres entre particulares mantiene en alerta a las compañías: “Hay que diferenciar cuando se trata de una actividad económica habitual y lucrativa al margen de la ley”, recalcan.

Normas