Balance de 2016

El BCE gana el 10,2% más por las compras de deuda

El BCE gana el 10,2% más por las compras de deuda
REUTERS

El Banco Central Europeo (BCE) ha logrado un beneficio neto de 1.193,10 millones de euros al cierre del ejercicio 2016, lo que supone una mejora del 10,2% con respecto a los 1.081,79 millones del año anterior, según los datos del informe de gestión publicados por la entidad presidida por Mario Draghi.

Los ingresos netos del BCE sumaron en 2016 un total de 2.146,94 millones de euros, una cifra un 10,3% más que un año antes, de los que 1.648,38 millones correspondieron a ingresos por intereses netos, un 11,7% más que en 2015.

En 2016, el 63% de los ingresos por intereses netos procedieron de la tenencia de valores adquiridos a través de los distintos programas de compra de activos con fines de política monetaria del BCE, incluyendo la QE. Desde 2010, el 57% de los ingresos por intereses netos de la entidad corresponden a estos programas.

Por otro lado, la institución precisó que su beneficio de 2016 se vio afectado por la rebaja del tipo de interés de las operaciones principales de financiación, ya que el tipo de interés medio en 2016 fue del 0,01%, frente al 4% en 2008.

De este modo, en 2016 los ingresos por intereses generados por la participación del BCE en el total de billetes en euros en circulación se redujeron hasta 9 millones de euros, frente a los 42 millones del año anterior como resultado de la rebaja del tipo de interés medio de las operaciones principales de financiación.

Asimismo, el BCE informó de que el Consejo de Gobierno de la entidad decidió el pasado 31 de enero realizar una distribución provisional del beneficio entre los bancos centrales nacionales por un importe de 966,2 millones de euros, por lo que en su reunión de ayer decidió repartir el resto de su beneficio, que asciende a 226,9 millones, entre los bancos centrales nacionales de la zona euro.

Draghi ganó 389.760 euros, el 1% más

El sueldo de Mario Draghi como presidente del Banco Central Europeo (BCE) aumentó un 1% en 2016, hasta los 389.760 euros, una mejora sensiblemente inferior a la subida del 1,6% del año anterior y que se situó en línea con el repunte de la inflación de la zona euro, que el pasado mes de diciembre se situó en el 1,1% interanual.

Desde su llegada a la presidencia del BCE en 2011, el salario básico del máximo responsable de la política monetaria de la eurozona se ha incrementado un 5%, mientras que desde el estallido de la crisis financiera en 2007, el presidente del BCE ha visto incrementado su salario en un 12,9%.

De hecho, el salario básico de Mario Draghi ha subido un 1% en 2016, tras elevarse un 1,6% un año antes, un 0,8% en 2012, un 1,1% en 2013 y un 0,4% en 2014. En 2011, cuando Jean Claude Trichet ocupó la presidencia durante diez meses y Mario Draghi durante los meses de noviembre y diciembre, el salario básico del presidente del BCE fue de 371.148 euros anuales.

Por su parte, el vicepresidente del BCE, Vitor Constancio, recibió en 2016 un salario básico de 334.080 euros, frente a los 330.744 euros de 2015, lo que representa también una subida del 1%, la misma mejora aplicada al sueldo de Draghi y por encima del alza del 0,8% aplicada al resto de miembros del Comité Ejecutivo del BCE.

Normas