Conflicto en los puertos

Servicios mínimos para la estiba y puertos clave para Fomento

Fomento garantiza una actividad siempre superior al 50%

Julio Gómez Pomar, secretario de Estado de Infraestructuras.
Julio Gómez Pomar, secretario de Estado de Infraestructuras.

El Ministerio de Fomento ha tenido en cuenta, a la hora de fijar los servicios mínimos para la huelga de la estiba, que “cualquier ruptura” en la continuidad de la actividad portuaria “repercute de forma extraordinariamente negativa en los sectores cuya actividad depende de la importación de materias primas u otros insumos, sobre todo en la producción industrial, así como en la exportación de las mercancías fabricadas en España con destino a clientes que disponen de otras alternativas”.

De este modo se fijaron un 100% de los servicios necesarios para garantizar las operaciones que afectan a mercancías perecederas o peligrosas; 100% para el abastecimiento y atención sanitaria a las islas, Ceuta y Melilla; 100% en servicios de buques mixtos para no afectar a los pasajeros de línea regular; la totalidad de los servicios necesarios para atender situaciones de emergencia o siniestros; y un rendimiento nunca inferior al 50% del promedio del año natural anterior en jornada comparable.

El Gobierno habla de “riesgo cierto de suspensión de la actividad industrial por falta de materiales”

El Gobierno, a través del secretario de Estado de Infraestrcuturas, Julio Gómez Pomar, habla de “riesgo cierto de suspensión de la actividad industrial por falta de materiales” o de espacios “para almacenar productos”.

Del puerto de Barcelona dice que es básico para la importación y exportación de automóviles, al igual que el de Valencia, de donde también parten materiales cerámicos y frutas. Algeciras es clave para las exportaciones al norte de África, y el de Las Palmas, como nudo básico en las conexiones con África occidental.

Los sindicatos prevén un cese parcial de la actividad en horas impares y días alternos (tres en un periodo de cinco), y Fomento responde que los efectos van más allá “del mero cese del 50% de la actividad durante tres días”.

Normas