Proceso de reestructuración

Los ‘hedge funds’ inyectarán 627 millones en Abengoa en marzo

El grupo pide una dispensa a los acreedores ante el retraso en México

Abengoa
Exterior del complejo de Abengoa Water en Dos Hermanas (Sevilla). EFE

Abengoa ha solicitado a sus acreedores una dispensa para recibir la ansiada liquidez por parte de los hedge funds. El objetivo es acelerar su plan de refinanciación e impulsar su proyecto de viabilidad, cuya entrada en vigor se ha retrasado por, entre otros temas legales, la entrada en preconcurso de su filial en México.

El grupo de ingeniería, con el apoyo de algunos de sus principales acreedores, ha pedido a bancos, bonistas y fondos con parte de la deuda de alrededor de 8.500 millones que voten a favor de unos cambios “no sustanciales” en la entrada de dinero nuevo comprometido. Hasta ahora, el concurso de acreedores de su filial mexicana ha retrasado la inyección de liquidez, como publicó CincoDías el pasado 16 de enero.

La votación tiene de plazo hasta el 28 de febrero, fecha fijada inicialmente para la entrada en vigor del plan de viabilidad. Fuentesfinancieras dan por hecho que Abengoa logrará, de nuevo, el plácet de sus acreedores con el objetivo de lograr la liquidez que evite su entrada en concurso de acreedores. Una vez recabado el apoyo, el grupo de ingeniería tendrá a su disposición una línea de liquidez de 839,1 millones por parte de los hedge funds Abrams Capital, The Baupost Group, Canyon, Centerbridge, D. E. Shaw, Elliott Management, Hayfin Capital, KKR Credit, Oaktree y Värde, comprometida ya en agosto.

El cambio se produce en la forma. Dicha cuantía se introducirá en una cuenta de depósito pero solo podrá acceder de forma inmediata a 627 millones de euros, que están ligados a proyectos concretos de la empresa. Los tendrá a su disposición a inicios de marzo, si todo sale bien. Además, tendrá los 300,5 millones comprometidos por la banca. Los 212 millones restantes a cargo de los hedge funds estarán en una cuenta, pero no podrá utilizarlos hasta que se cumpla una serie de condiciones.

Los fondos se guardan un as en la manga: la posibilidad de que un tercio de ellos pueda vetar la venta de la participación de Abengoa en Atlantica Yield, su filial estadounidense en la que mantiene un 41,5%, si sus acciones bajan de los 21 dólares ante determinadas circunstancias. Ahora cotiza por encima, si bien finalizó 2016 a 19,35 dólares.

Más garantías para el resto del dinero

El resto del dinero, otros 212 millones, están ligados a la actividad de Abengoa en México. La entrada en concurso de su filial en el país, Abemex, ha llevado a los fondos a idear nuevas garantías que deberá cumplir antes del 30 de septiembre. Hay tres escenarios posibles. El primero y más sencillo es que se resuelvan los problemas en México sin que el proyecto estrella en el país, la planta de cogeneración A3T, que es además garantía para la liquidez, se vea afectado. También tiene que darse la circunstancia de que las acciones de Atlantica Yield se sitúen por encima de los 18 dólares durante ocho días consecutivas. Si este escenario no se produce, la situación se complicará. Algunas de las posibilidades implican la venta de la participación en Atlantica, supeditada a que no reciba el veto de los hedge funds.

Normas