Crónica de los mercados

Las Bolsas se olvidan de Le Pen y las primas de riesgo se toman un respiro

La Bolsa española se anima de la mano de la banca y los grandes valores

ibex 35
Panel informativo de la Bolsa de Madrid que muestra la evolución del principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35. EFE

Entre Berlín y París se mueven los inversores. Sin perder de vista las noticias sobre las intenciones de voto de los franceses, hoy los inversores prefieren dejar a un lado las pérdidas. Después de una sesión de constantes altibajos, las ganancias ganan fuerza en la recta final del día. El Ibex, que sumaba tres jornadas consecutivas a la baja, cierra este jueves con un ascenso del 1,17% y recupera la cota de los 9.400 puntos.

La misma tendencia alcista se repite en el resto de Bolsas europeas con la ayuda del sector bancario y el de gas y petróleo, los dos más castigados en los últimos días. La presentación de cuentas gana ritmo en Europa. Este jueves los encargados de desfilar por la pasarela de resultados han sido Unicredit, Commerzbank y Société Générale. La entidad italiana, en plena ampliación de capital, sube un 1,37% después de anunciar unas pérdidas de 11.790 millones en 2016 y el anuncio del despido de 14.000 empleados. Mejor suerte corren las acciones de Société que suben un 2,29%. El banco galo obtuvo un beneficio un 3,2% superior en 2016, hasta los 3.874 millones, y comunicó que está en condiciones para sacar a Bolsa su filial para la financiación de automóviles. Por su parte, el segundo mayor banco de Alemania ganó un 74,3% menos el pasado ejercicio. Los inversores recogen la noticia con caídas del 1,76%.

IBEX 35 9.590,40 0,07%
EUR x USD 1,1750 -0,212%

Las subidas en el sector bancario tienen su réplica en España. Popular rompe su racha de 10 sesiones consecutivas de descensos, en las que se había dejado un 16,7%, y se anota hoy un 2,74%. A pesar de esta remontada, los títulos de la entidad están lejos del euro por acción. Por su parte, CaixaBank sube un 0,8% después de haber completado la toma de control de BPI. Los dos colosos del sistema bancario español (Santander y BBVA) escapan a las caídas y suman un 1,59% y un 0,35%, respectivamente a pesar de la rebaja de recomendación de BNP Paribas. Junto a la banca, en el selectivo español destaca Telefónica, que se anota un 2,59% ante los rumores de la venta de su participación en Telxius.

Wall Street se suma a las compras y centra la atención en las declaraciones de Donald Trump. El presidente de EE UU se reúne hoy con ejecutivos del sector de las aerolíneas y ha señalado que en las próximas dos o tres semanas su administración anunciará medidas de corte fiscal. Los inversores se agarran a estas declaraciones como a clavo ardiendo y los tres índices de referencia registran ascensos del 0,6%. Desde la victoria de Trump en las elecciones las promesas de una política fiscal expansiva han servido de impulso al mercado.

A las subidas en la Bolsa de estadounidense también han contribuido las solicitudes semanales de desempleo que cayeron en 12.000 peticiones, hasta las 234.000, el segundo nivel más bajo de los últimos ocho años.

De vuelta a Europa, la agenda política sigue siendo el pilar de los mercados. Todavía quedan dos meses para la celebración de la primera vuelta de las elecciones en Francia y aunque se espera que gane Marine Le Pen, en la siguiente votación, que tendrá lugar en mayo, las firmas de análisis prevén la victoria de las formaciones políticas tradicionales. Es decir, como señala hoy HSBC al final se impondrá o Emmanuel Macron, el favorito en los últimos sondeos, o François Fillon.

Aunque el temor al ascenso del populismo sigue en la mente de los inversores, estos prefieren apostar por la cautela y ver cómo evolucionan las encuestas. Con todo ello, la corrección regresa al mercado de deuda, después de las tensiones de comienzo de la semana. La rentabilidad de la deuda a diez años francesa baja hoy del 1% por primera vez en dos semanas y cierra la sesión en el 0,98%. El bono a diez años español pasa del 1,69% al 1,62% mientras el bund (activo refugio en las últimas sesiones) repunta levemente al 0,32% desde el 0,29 previo. El descenso experimentado por las rentabilidades evidencia que los inversores han apostado hoy por activos de mayor riesgo. Con todo ello, la prima de riesgo española baja nueve puntos básicos, hasta los 113.

El temor a que Grecia no cumpla las condiciones del rescate todavía siguen y seguirán latentes hasta el próximo verano, pero hoy pasan a un segundo plano. Conforme se acerque verano las tensiones irán en aumento y el país heleno volverá a jugarse su permanencia en la zona euro si no recibe el próximo tramo de ayuda.

En las últimas sesiones uno de los mantras más repetidos es el de guerra de divisas. Al respeto se ha pronunciado el FMI que considera que es “prematuro” hablar del comienzo de una guerra de divisas. El euro se mantiene estable en los 1,066 dólares en una jornada en la que Mario Draghi y la canciller alemana, Angela Merkel, se han reunido a puerta cerrada en Berlín. Esta cita se ha producido en un contexto marcado por las peticiones de Alemania a poner fin al programa de estímulos monetarios en marzo.

Normas