Energía

Endesa dice que ampliar la vida de las nucleares “tiene todo el sentido”

El consejero delegado de Endesa, José Bogas.
El consejero delegado de Endesa, José Bogas.

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, aseguró ayer que las centrales nucleares europeas se pueden cerrar, pero antes hay que estudira las alternativas: se podrían sustituir por ciclos combinados, pero, en ese caso, “las emisiones de CO2 ya no serán cero”. En su opinión, “serán necesarias durante la etapa de transición hacia el modelo bajo en emisiones de la UE”. En este sentido, alargar la vida de las nucleares más allá de los 40 años “tiene todo el sentido”, añadió Bogas.

 En su intervención el e 14º Encuentro del Sector Energético, organizado por el IESE y Deloitte, y en respuesta a una pregunta sobre el futuro de Garoña, el consejero delegado de recordó que la central pertenece a Nuclenor, sociedad que comparte al 50% con Iberdrola, y que, por tanto, debe ser esta sociedad la que tome una decisión.

El miércoles, el pleno del CSN aprobó un dictamen favorable a la reapertura de Garoña con una decena de condiciones y ahora será el Ministerio de Energía el que lo autorice y fijará el plazo. Nuclenor solicitó la prórroga de la licencia hasta 2031 y el CSN ha dado su autorización sin especificar fecha.

Aunque, según fuentes empresariales, la intención de Endesa e Iberdrola es no reabrir la central burgalesa, como publicó ayer CincoDías, las empresas mantienen la prudencia. Así, Bogas señaló que están a la espera de recibir el informe “para estudiarlo y tomar una decisión”. Este análisis hay que hacerlo “en base a los elementos necesarios para su seguridad” y “valorar la inversión que hay que hacer”. Bogas dijo desconocer la inversión que requerirá, que va a depender “de la vida útil o de los precios de mercado” y se negó a hacer un cálculo de la inversión límite a partir de la cual es inviable la planta.

El ejecutivo de Endesa negó que el informe de Garoña sea “un referente” para prorrogar las licencias del resto de centrales” y añadió que “las demás pasarán por el mismo proceso” (la próxima será Almaraz I). Sin embargo, por primera vez, el CSN no ha especificado un plazo de validez de su autorización, que hasta ahora de 10 años y esta decisión ha sido a incluido en el protocolo de funcionamiento. A partir de ahora, se harán revisiones de seguridad cada 10 años, pero no serán autorizaciones en sí, por lo que queda en manos del Gobierno la ampliación de las licencias.

El ministerio, que tiene seis meses para tomar una decisión, abrirá un proceso de diálogo con todos los agentes implicados, entre ellos, las comunidades autónomas, organizaciones ecologistas y empresas.

Mercado y precios del crudo

En el encuentro participaron numerosos representantes del sector energético, entre ellos, Nemesio Fernández Cuesta, actual presidente de Isolux. Este aludió a los avances tecnológicos del sector, como el fracking, con el que ha aumentado la producción de petróleo en cuatro millones de barriles diarios entre 2010 y 2015 y en un 47% la producción de gas entre 2015 y 2016.

En su opinión, la elasticidad entre el precio y la oferta a corto plazo permitirá “que el crudo y el gas tengan precios relativamente estables y baratos”. Debido a una menor duración de los ciclso estabilizándose el precio “entre 50 y 60 dólares”, calculó Fernández Cuesta.

Tras preguntarse por qué “la animadversión de la opinión pública al establisment” y “sus dificultades para hacerse oir, ver y entender”, cuando es el que debe abordar los cambios, enumeró las condiciones para el diseño de nuevas políticas:“voluntad de cambio y convicción”, entre otras, y defendió la opción del mercado.

Para Manuel Fernández, director general de Negocios Mayoristas de Gas Natural Fenosa, “el mercado ha funcionado de forma eficiente en los últimos 20 años”, pese a “los problemas de volatilidad”. Sin embargo, a medio y largo plazo, “no hay señal de inversión”. Criticó que “el regulador se meta a planificador y destacó “la robustez” de las infraestructuras energéticas en españa, tanto de electricidad como de gas.

Luis Aires, presidente de BP en España y Portugal, auguró que en 2035, el número de coches eléctricos que circularán en el mundo podría llegar a los 400 millones, frente al millón actual (sobre 900 millones de vehículos en general, serán los ligeros los que den paso al eléctrico). La demanda primaria de petróleo, actualmete en el 32%, bajará al 25% en 2035.

 

Normas