La Policía apunta al yerno en el crimen de la viuda de la CAM

La Policía ha detenido a Miguel López, a cuya esposa la asesinada iba a dejar sin el control de los negocios familiares

Atlas

La Policía cree que Miguel López, el yerno de la viuda del expresidente de la Caja del Mediterráneo (CAM), Vicente Sala, detenido hoy como presunto autor del crimen, mató a María del Carmen Martínez antes de que cediera todo el poder patrimonial en su hijo en detrimento de sus otras tres hijas.

Esta es una de las principales hipótesis que manejan los investigadores sobre los motivos que llevaron al presunto homicida a acabar con la vida de su suegra, de 72 años, el pasado 9 de diciembre tras descerrajarla dos tiros en la cabeza.

Fuentes de la investigación han asegurado a Efe que la viuda tenía una cita concertada con un notario en esas fechas para comunicar su decisión de ceder todo el poder patrimonial a su único hijo varón, lo que suponía que sus otras tres hijas perderían el control de las empresas familiares.

Desde el primer momento, los agentes encargados del caso sospecharon que los negocios de la familia y sus desavenencias económicas podían ser el móvil del crimen, aunque las primeras pesquisas apuntaban a que el asesinato había sido obra de un sicario que había huido de España.

Pronto esta primera pista se desvaneció y cobraron fuerza las sospechas sobre el ahora detenido, Miguel López, casado con la hija menor de Vicente Sala y María del Carmen Martínez, y aficionado a las armas. De hecho practicaba tiro olímpico.

Una afición que explica que pudiera presuntamente manipular la munición del arma empleada -se introdujo menos pólvora- para que el disparo se oyera lo menos posible, revelan las fuentes. Miguel López ha sido en los últimos años administrador único de la concesionaria de automóviles Novocar, precisamente el lugar donde se cometió el crimen. El caso en el Juzgado de Instrucción número 7 de Alicante se halla bajo secreto de sumario y al mismo se personó en un primer momento el hijo, en solitario, y las tres hijas, por otro.

Normas