Veto migratorio en EE UU

Iberia y Air France ya aplican la revocación del veto migratorio

Un tribunal federal revoca el veto migratorio mientras el Gobierno busca aplazarlo

Manifestaciones contra el veto migratorio a la salida del aeropuerto JFK de Nueva York.
Manifestaciones contra el veto migratorio a la salida del aeropuerto JFK de Nueva York. EFE

Iberia, Qatar Airways y Air France han reanudado los desplazamientos de ciudadanos de los siete países musulmanes sancionados por la orden ejecutiva dictada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que fue revocada ayer por un tribunal federal de Washington.

"A partir de hoy vamos a aplicar esta decisión judicial. Los ciudadanos de los países afectados están ya autorizados a viajar a Estados Unidos siempre que sus papeles estén en orden", ha declarado el portavoz de Air France, Herve Erschler.

Esta decisión tiene lugar previa consulta a los diplomáticos estadounidenses en París.

Iberia ha recibido la confirmación oficial de que podrán volar a EEUU los ciudadanos de los siete países musulmanes que habían sido vetados por el presidente estadounidense, Donald Trump, después de que un juez haya suspendido dicho veto migratorio.

Fuentes de la aerolínea española han confirmado a Efe que si estos ciudadanos tienen los papeles en regla pueden volar a EEUU sin ningún problema, aunque inciden en que esta compañía no es la más utilizada por estas personas procedentes de Irak, Yemen, Irán, Somalia, Sudán, Siria y Libia.

No obstante, el Departamento de Justicia de Estados Unidos está realizando los trámites necesarios para presentar "lo antes posible" un aplazamiento de emergencia a la orden de restricción temporal dictada por el juez James Robart.

Así lo ha anunciado el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, en un comunicado difundido este viernes a última hora, recordando que el Gobierno estadounidense considera que la orden ejecutiva, firmada por el presidente Trump es "legal y apropiada".

"El decreto presidencial tiene como objetivo proteger el país y (Trump) tiene la autoridad constitucional y la responsabilidad de proteger al pueblo estadounidense", ha señalado Spicer.

En este contexto, el portavoz de la Casa Blanca ha recordado que tal y como se puede leer en la orden ejecutiva, se le negará la entrada a Estados Unidos a cualquier "extranjero" cuya entrada en el país "sea considerada por el presidente como perjudicial para los intereses de Estados Unidos".

El decreto aprobado por Trump suspende durante cuatro meses las concesiones del estatus de refugiado, impone una moratoria provisional --durante tres meses-- a la entrada de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana y paraliza el Programa de Admisión de Refugiados. Los países afectados son Irak, Irán, Libia, Siria, Somalia, Sudán y Yemen.

Normas