Especial Bonos y Préstamos | Líderes en préstamos sindicados

Más refinanciación y márgenes estrechos

Santander espera nueva inversión en 2017, CaixaBank pronostica adquisiciones al alza y BBVA confía en el repunte de la actividad de M&A

Equipo de préstamos del banco Santander. De pie, de izquierda a derecha: Salvador Viada, Pablo Trueba, Jorge Lozano y Asier González. Sentados: Unai Parra, Julio Ruiz de Alda, Antonio García Méndez y Daniel Machuca.
Equipo de préstamos del banco Santander. De pie, de izquierda a derecha: Salvador Viada, Pablo Trueba, Jorge Lozano y Asier González. Sentados: Unai Parra, Julio Ruiz de Alda, Antonio García Méndez y Daniel Machuca. Cinco Días

Los bancos que lideraron la concesión de préstamos sindicados en 2016, de acuerdo con los criterios de clasificación de Thomson Reuters, comparten sus impresiones sobre las operaciones y hechos que marcaron el mercado en 2016, así como sus perspectivas para 2017.

Por segundo año consecutivo, Santander lideró en 2016 el ranking de préstamos sindicados que publica Thomson Reuters. Y pese a que efectuaron 11 operaciones menos respecto de 2015, hasta 164, el monto concedido subió a 7.012 millones de euros, un 4% más que en el ejercicio anterior.

“El abaratamiento de la deuda ha vuelto a provocar que gran parte de las compañías refinanciaran su pasivo con unos márgenes precio-plazo competitivos”, comentan desde el equipo de préstamos sindicados de Santander Global Corporate Banking.

Así, las entidades bancarias pusieron el foco en las compañías non-investment grade (sin calificación crediticia), que aprovecharon este entorno de financiación barata, mientras que las investment grade (con elevada solvencia) han preferido los bonos debido a la política monetaria de tipos bajos del BCE, explican.

Las compañías se han beneficiado del menor coste de financiación por el entorno de tipos bajos

Entre las operaciones estrella en las que han participado destacan la compra de Yoigo y Pepephone por parte de MásMóvil, la adquisición del 20% de Gas Natural Fenosa por parte de GIP (Global Infraestructure Partners) y el contrato a favor de Prosegur Cash, filial del grupo homónimo dedicada a la gestión de efectivo.

La entidad cree que 2017 será un buen año para la financiación de nuevas fusiones y adquisiciones y salidas a Bolsa, tanto en volumen como en número, una vez superada la incertidumbre.

CaixaBank
Equipo de préstamos de CaixaBank. De pie: Ricardo Barrenechea, Susana García, Diego Aguinaga, María Isabel Salcedo, Eugenio Tubio y Jaime Vigón. Sentados: Javier Ricote, María José Bosser, Carlos de Parias Halcón, Carlos Mazarío y Guillermo Pérez. Cinco Días

Diversificación en el mercado corporativo

CaixaBank pronostica adquisiciones al alza

Del tercer lugar en 2015 ha escalado al segundo en la clasificación de Thomson Reuters de 2016, tras la contratación de 374 millones de euros más en crédito, hasta 5.831 millones, pero en 26 transacciones menos (138). CaixaBank se lleva la plata que ostentaba BBVA en el ejercicio anterior.

“Se ha reducido el tamaño medio de las operaciones, pues el segmento pymes ha concentrado el mayor número de transacciones, como la compra de Yoigo por MásMóvil”, explican en la entidad. Y resaltan el sector inmobiliario, –“uno de los más activos en España”–, no solo en activos sino también en financiación corporativa; de energía y proyectos (centrados en renovables), que ha crecido fuera.

La entidad cree que el dinamismo inmobiliario atraerá más inversores internacionales este año

La compra del 20% de Gas Natural Fenosa por parte de Global Infrastructure Partners, la refinanciación de ACS, Acciona y el grupo de autopistas Enaitínere o la adquisición de la A-4 en Italia por Abertis son algunas de sus operaciones protagonistas.

“CaixaBank ha seguido centrada en el sector corporativo: grandes compañías investment grade, non-investment grade (con o sin calificación crediticia) y pymes para optimizar plazo-condiciones. Y en real estate hemos vuelto a ser el principal banco financiador de activos nuevos y en explotación”.

En 2017 prevé adquisiciones al alza, recuperación del área de proyectos y mayor presencia de inversores internacionales en una Europa volátil por el brexit y las elecciones.

BBVA
El equipo de préstamos de BBVA: Miguel Castillo, Mari Luz Campo, Emilio López, Luis Miguel Palancar, Luis Leniz y Pablo Arsuaga. Cinco Días

Sin espacios para ajustar más los precios

BBVA confía en la llegada de dinero fresco y el repunte de la actividad de M&A en España

Ha disminuido tanto en volumen de préstamos concedidos como en número de operaciones. Por eso, BBVA ha descendido del segundo al tercer lugar en el ranking de Thomson Reuters de 2016, al comparar las cifras con las del año anterior. El monto fue de unos 5.700 millones de euros, 335 millones menos frente a 2015; mientras las transacciones bajaron a 132, desde 162.

“La fuerte liquidez observada en el mercado de préstamos sindicados en 2016 ha sido generalizada.En términos de volumen, la tendencia ha sido bajista respecto a 2016, del 32% en España”, señalan desde la entidad.

Pero matizan, a diferencia de Santander y CaixaBank, que la entrada de dinero nuevo fue más importante que en 2015, que estuvo dominado por las refinanciaciones y la consecuente bajada de precios. Y apuntan que el alza de la actividad de M&A (fusiones y adquisiciones), debido a unas empresas más saneadas y el atractivo de algunos sectores, contribuyó el año pasado a contener la caída de préstamos sindicados.

Entre los más activos citan infraestructuras (Abertis, ACS, Acciona), industria (Gestamp, Grupo Antolin), energía (Iberdrola, Enagás) y telecos (Euskaltel, MásMóvil). Además de las operaciones bancarias como soporte para otras posteriores en el mercado de capitales tanto de renta variable (Bolsa) como fija (emisiones high yield o sin máxima calificación crediticia), como en las de Parques Reunidos, Prosegur Cash, Telepizza, Aernnova (OPV aplazada), NH Hoteles, eDreams o la papelera Lecta (previo a la emisión high yield). “Todas lideradas por BBVA como bookrunner [líder, el que lleva el libro]”, aclaran.

“2017 debería ser el año de las opera­ciones de dinero nuevo y de la vuelta de las fusiones y adquisiciones, la principal palanca tras varios ejercicios de transición por la normalización de los precios. Ya no existe margen de maniobra para otros ajustes”, opinan en BBVA. Además, creen que la liquidez seguirá impulsando el non-investment grade (sin calificación crediticia) en préstamos y con inversor institucional. Y auguran movimiento en el sector farmacéutico, energético, de infraestructuras y químico.

Normas