Renta fija

La deuda privada española sigue perdiendo volumen

Los bancos serán los emisores estrella en 2017 para cumplir con los ratios exigidos.

La renta fija de un vistazo pulsa en la foto

En el mercado primario de deuda privada español hay que contabilizar, un año más, un descenso del 10,8% en el volumen admitido a cotización. “La refinanciación de los vencimientos se ha realizado tan solo de forma parcial, debido a las menores necesidades financieras de las entidades bancarias y a pesar de que el crédito a las empresas y particulares tuvo una cierta reactivación”, explica Julio Alcántara, director general AIAF (BME).

Por activos, “la baja rentabilidad que ofrecen los pagarés y su escasa demanda inversora han provocado un nuevo recorte en el volumen emitido que se situó al 31 de diciembre en los 22.771 millones de euros, un 17% inferior al anotado en la misma fecha un año antes”, comenta Alcántara.

Respecto al segmento de los bonos de titulización, aumenta hasta los 35.505 millones de euros, un 22% superior al volumen del año anterior, “principalmente como consecuencia de la necesidad de reducir el tamaño del balance por parte de las entidades bancarias”, opina el responsable de AIAF.

Ese mayor apetito se traduce, según los expertos del Santander, en “una mayor actividad en sectores de consumo e hipotecas, y algunos emisores se plantean realizar potenciales colocaciones de liberalización de capital”.

Por su parte, el volumen lanzado por las entidades bancarias a través de cédulas descendió ligeramente (-3,9%) con relación al año 2015, debido, según Federico Silva, director de renta fija de Beka Finance, “a la combinación del poco interés emisor (al tener los bancos abiertas vías alternativas baratas de financiación sin consumo de colateral hipotecario), y al poco interés inversor por la escasa rentabilidad que ofrecen”.

No obstante, “vimos emisiones en este formato por parte de la mayoría de los bancos españoles, con algunos incluso accediendo en dos ocasiones (Bankia) y otros debutando en el mercado, como ha sido el caso de Ibercaja y Caja Rural de Navarra”, añade Nacho Moreno, corresponsable de banca de inversión de Barclays en España.

  • Previsiones

En cualquier caso, Jorge Alcover, director general de Goldman Sachs en Londres, cree que este “será el sector estrella en 2017, ya que los bancos tendrán que emitir capital regulatorio para cumplir con los ratios exigidos”. Además, Álvaro Canosa, director de renta fija de Bankia, apunta que “el mercado ha sido muy volátil para los bonos subordinados y participaciones preferentes financieros, dada la volatilidad de la Bolsa en el sector financiero durante el año, mientras que los corporativos se han mantenido más estables”.

En contraste con el crecimiento del saldo de deuda pública, el saldo en circulación de las emisiones de deuda privada ha continuado en 2016 el proceso de reducción iniciado hace cuatro años. “Sin embargo, el ritmo de disminución interanual del saldo vivo en el mercado empieza a dar signos de tocar fondo”, observa el responsable de AIAF.

Las principales empresas no financieras que acudieron al mercado a lo largo del año fueron Abertis, con 1.650 millones de euros; Mapfre, con 1.000 millones, y Ferrovial, con 500 millones, en un año que ha marcado el máximo histórico en el número de compañías que emitieron bonos.

Lo cierto es que el acceso de estas empresas a los mercados ha ido creciendo de forma importante en los últimos años, tal y como se destaca en el Informe de Mercado 2016 que elabora BME. En este documento se cita el artículo de Fuertes y Serena titulado La financiación de las empresas no financieras españolas en los mercados de bonos, en el que se analiza cómo “el volumen total de emisiones se incrementó considerablemente a partir del año 2009, en línea con la tendencia global hacia una mayor financiación vía mercados de capitales tras la crisis financiera”.

Así, entre 2007 y 2008, solo 12 empresas no financieras españolas fueron capaces de emitir en los mercados de bonos. Cinco años después, en 2013, ya eran 30. El número aumentó en 2014 a 39, en 2015 a 31 y en 2016 –hasta mediados de noviembre– a 40.

Naviera Elcano, Caser y Teknia entran al MARF

El año pasado 22 compañías han utilizado el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF) para cubrir necesidades de financiación. De ellas, nueve lo hicieron por primera vez y las 13 restantes ya habían emitido con anterioridad. “Entre las nuevas sociedades incorporadas al MARF este año se encuentran representantes de sectores como el naval, de la mano de la Naviera Elcano, del sector seguros, con Caser, o de automoción, como Teknia”, explica Julio Alcántara.

Actualmente, 14 compañías cuentan con programas de pagarés abiertos, que permiten un saldo máximo de 1.625 millones de euros.
Con las incorporaciones de 2016 ya son un total de 29 las empresas que se han financiado en el Mercado Alternativo de Renta Fija operado por Bolsas y Mercados Españoles (BME) desde su nacimiento en 2013.

Normas