Alternativas para las empresas británicas

España empata con Francia e Italia como opción al 'brexit'

Madrid aparece por detrás de París, Fráncfort y Berlín como ciudad predilecta para invertir

España empata con Francia e Italia como opción al 'brexit'

La decisión de Reino Unido de abandonar la Unión Europea, y de hacerlo a las bravas, renunciando al mercado único, va a obligar a numerosas compañías británicas a mudar parte de su negocio a otras ciudades europeas, con el fin de asegurarse el libre acceso al mercado comunitario. Alemania parte como el destino predilecto, seguida de Holanda y al mismo nivel, aunque muy por detrás de los dos primeros países, se colocan España, Francia e Italia.

Esta es la conclusión de la encuesta realizada por la consultora Ernst & Young entre 254 altos ejecutivos de empresas europeas, de los que la mitad operan en Reino Unido, y a los que se ha consultado no solo sobre los efectos del brexit en su negocio sino sobre cómo afrontan el creciente entorno de inestabilidad en Europa. Entre los encuestados en Reino Unido, el 54% sitúa a Alemania como el país mejor posicionado para atraer la inversión extranjera desde Londres, seguido de Holanda, con el 33%. A distancia considerable, con un 8% de las preferencias, aparecen empatadas España, Italia y Francia.

Pero la búsqueda de alternativas va más allá de las grandes economías europeas y la encuesta de Ersnt & Young también revela las posibilidades que las compañías británicas ven en la Europa central y del este: La República Checa es la opción predilecta para el 12% de los encuestados y Polonia y Hungría tiene el 11% de las preferencias cada uno. Hungría de hecho tiene prevista una reducción para el próximo año del impuesto de sociedades al 9% desde el 19%, el tipo que también rige en Polonia y en la República Checa, inferior al 25% de España, el 38% de Francia o el 30% de Alemania.

La encuesta también revela que, pese al brexit, el 84% de las compañías internacionales consultadas con actividad en Reino Unido planean permanecer en el país, frente a un 14% que sí trasladará todo o parte de su negocio. Y aquí es donde Londres surge como la ciudad más atractiva para la inversión extranjera, con un 54% de las preferencias. Su entorno favorable a los negocio, su carácter cosmopolita y la calidad de su fuerza de trabajo son las cualidades más valoradas. París aparece en segunda posición, a pesar de que Francia como país no sea el destino predilecto para mudarse desde Londres, según revela también la encuesta de Ernst & Young. La capital parisina, eso sí, ha reducido distancias respecto a Londres.

Berlín y Fráncfort aparecen igualadas en el tercer puesto de las ciudades europeas más atractivas para la inversión, ambas con el 21% de los votos. Y a continuación se sitúa Madrid, con el 11%. Amsterdam, Munich, Dublín, Bruselas y Barcelona aparecen también como potenciales destinos para la inversión.

Los ejecutivos encuestados por EY destacan que las principales amenazas que afectarán a las decisiones de inversión en Europa serán, en primer lugar, la volatilidad de los mercados con un 37% de las respuestas y la inestabilidad política y económica de la UE, con el 32% de los votos, a la vista de las elecciones que se celebran este año en Holanda, Francia y Alemania. Estas respuestas excluyen la cuestión del brexit, ya que el impacto de la salida de Reino Unido de la UE queda en tercera posición, con un 28%.

Pese a las incertidumbres que rodean el continente europeo, el 56% de los inversores extranjeros planea invertir en Europa en los próximos tres años, porcentaje que aumenta hasta el 72% en el caso de las empresas de servicios financieros y hasta el 69% en el sector de la tecnología.

Normas