Energía

Bruselas desconfía del plan de Nadal para reforzar la CNMC

La CE asegura que “es pronto” para saber si cierra el expediente abierto contra España por la trasposición de las directivas de energía.

Bruselas / Madrid
El ministro de Energía, Álvaro Nadal (c), junto al comisario de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete (d).
El ministro de Energía, Álvaro Nadal (c), junto al comisario de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete (d). Efe

La Comisión Europea acusó ayer recibo de las propuestas presentadas por el Gobierno español en respuesta al expediente abierto por incumplir las directivas sobre liberalización del mercado de gas y electricidad. Fuentes españolas indicaban que el plan ofrecido por el nuevo ministro de Energía, Álvaro Nadal, permitirá zanjar el conflicto y evitar una denuncia contra España ante el Tribunal de Justicia europeo y cuentan para ello con la buena acogida del comisario europeo de Energía, Miguel Arias Cañete.. Pero el organismo comunitario señaló que todavía es pronto “para saber si la respuesta española basta para cerrar el expediente o habrá que dar el siguiente paso”.

 La denuncia contra España pende desde hace meses porque Bruselas considera que el gobierno ha incumplido las directivas en varios puntos, entre ellos, la potestad de la CNMC para aprobar la metodología de los peajes de acceso a las redes o fijar los propios peajes, y en la apertura del mercado de las interconexiones internacionalesde electricidad y gas, que monopolizan REE y Enagás, respectivamente.

El gobierno español, según una carta remitida por Nadal al ejecutivo comunitario en noviembre, ofrece importantes concesiones en ambos puntos. Pero se reserva ciertos poderes y condiciones que auguran todavía una difícil negociación. Tanto Madrid como Bruselas reconocen que se trata de una primera oferta que “requerirá varias reuniones técnicas para despejar las dudas de la CE sobre el modelo español”.

Oferta ambigua

La oferta de Nadal es también un tanto vaga en cuanto a las competencias del regulador, atribuidas de manera limitada en estos momentos a la CNMC. Fuentes próximas al Gobierno español aseguran su disposición a ceder a este organismo la metodología que se le hurtó (el antiguo Ministerio de Industria adaptó el método propuesto por el supervisor para crear una tarifa específica para la industria vasca y los regantes) e incluso que pueda fijar los peajes.

La actual normativa sólo exige que el regulador elabore, al menos, “el método de cálculo o los peajes”. Pero casi todos los países europeos otorgan también la fijación de los peajes a sus reguladores sectoriales. Además, la reforma en marcha con el citado paquete de invierno, ya deja claro que el regulador debe tener ambas atribuciones.

La aprobación de la nueva directiva va para largo, pero el Gobierno quiere incluir ya la concesión de los dos poderes al regulador aprovechando la reforma de la CNMC, que se dividirá en dos: Supervisión y Competencia. Precisamente, el ministro de Economía, Luis de Guindos explicará hoy en el Congreso las líneas generales del pacto con Ciudadanos para dicha segregación, que también respalda el PSOE.

El Gobierno, no obstante, se reservará la última palabra en los peajes, con un sistema “de doble vuelta” entre la propuesta del regulador y su aprobación de definitiva. La reforma establecerá también un sistema de arbitraje para resolver los probables conflictos entre la propuesta del regulador y la decisión del Ejecutivo.

La carta de Nadal, según las fuentes consultadas, ofrece la apertura de las interconexiones a otros operadores, pero supedita esa concesión a que Francia adopte una medida similar.

La Comisión Europea abrió en 2013 un expediente de oficio (lo hizo con el resto de países) para investigar la trasposición de las directivas europeas sobre mercado interior de la energía.

En una carta de emplazamiento de febrero de 2015, el comisario Miguel Arias Cañete, cuestinaba dicha trasposición en lo referente al monopolio de REE y Enagás en interconexiones internacionales.

También que se había hurtado la independencia de la CNMC en lo tocante a peajes energéticos.

Normas