Reforma del índice hipotecario

Popular, Bankia y Sabadell se suman al nuevo euríbor

El ensayo actual afronta el obstáculo de un reducido número de participantes, que pone en cuestión su éxito

Bancos que contribuyen al euríbor Ampliar foto

Un total de 29 entidades financieras europeas están inmersas estos días en el ensayo que dará lugar a un nuevo índice euríbor, que deberá estar listo en julio de este año. El proyecto responde a las exigencias de la Comisión Europea, que ha declarado el euríbor como un índice de importancia sistémica, lo que obliga a darle más transparencia y a que se calcule a partir de transacciones reales.Hasta ahora, su cálculo se establece a partir de estimaciones sobre el precio al que los bancos se prestan el dinero en el mercado interbancario, lo que ha sido pasto para las manipulaciones y para la imposición de multas multimillonarias a numerosos bancos

En la actualidad son 20 las entidades que contribuyen con sus datos –es decir, con sus estimaciones– a la creación del euríbor, un índice que sirve de referencia en contratos por un valor estimado superior a los 180 billones de euros, en su mayor parte en el mercado de derivados. Pero es también un índice crucial para el precio de las hipotecas: alrededor de 1,4 billones de euros es préstamos hipotecarios de familias lo emplean como referencia, el equivalente al 28% de las hipotecas de la zona euro.

Y para el mercado hipotecario español, el euríbor es la referencia indiscutible. Fuentes financieras reconocen su importancia y la inquietud del sector por que el nuevo cálculo del euríbor no resulte en una tasa más elevada, que encarezca por tanto las cuotas mensuales de las hipotecas, en un momento en que las denuncias por cláusulas suelo y por los gastos en las hipotecas enfrentan a la banca con su clientela.

En la actualidad solo hay cuatro bancos españoles en el grupo de entidades que configuran el euríbor: Santander, BBVA, CaixaBank y Cecabank. Han resistido a la desbandada que se inició en 2012, coincidiendo con las investigaciones sobre la manipulación en el índice, y que ha reducido el panel de contribuidores a la mitad, desde los 42 bancos de aquel año. Especialmente notable es la marcha de entidades alemanas, un total de siete.

Para el ejercicio de creación del nuevo euríbor ahora en marcha fueron invitadas a participar un total de 70 entidades, de las que sin embargo solo se han sumado al ensayo 29, entre las que figuran las siete entidades españolas convocadas. Así, además de los cuatro bancos ya habituales, se han sumado con la aportación de sus datos Bankia, Sabadell y Popular, según confirman desde estas entidades.

Aun así, “la respuesta de las entidades no está siendo la esperada. Los bancos, como principales usuarios del euríbor, deben asumir su responsabilidad y participar en este ejercicio y, a continuación contraer el compromiso de unirse al panel de contribuidores del euríbor con el lanzamiento de la nueva metodología de cálculo”, señala en un estudio María José Gómez Yubero, responsable de Resolución y Estabilidad Financiera de la CNMV, el organismo encargado de supervisar que la elaboración del nuevo euríbor sigue el procedimiento adecuado, no ya de vigilar el cálculo en sí. Yubero también insiste en que para que el actual ejercicio de verificación sea exitoso es preciso que participe un número considerable de bancos, que cifra en no menos de 40.

Los trabajos de creación del nuevo euríbor, a partir de transacciones reales, corresponden al Instituto Europeo de Mercados Montearios (EMMI por sus siglas en inglés), formado por las asociaciones de banca de la UE, con sede en Bruselas. Y es esta institución la responsable final del dato que resulte, lo que despierta las críticas de la banca.

“Las entidades no tienen especial interés en recalcular el euríbor. Están asumiendo el riesgo reputacional de nuevas acusaciones de manipulación”, apuntan fuentes financieras. De hecho, estas reticencias han provocado reiterados retrasos en la creación de un nuevo euríbor, si bien el sector confía en que el nuevo índice sea también más fiable y transparente. Por lo pronto, el EMMI no informa a las entidades que participan estos días en el ensayo de qué dato resulta del nuevo método de cálculo, para evitar tentaciones.

Apuesta por los tipos fijos hasta 2019

El entorno actual de tipos de interés a cero, por no hablar del fuerte quebradero de cabeza que están suponiendo para el sector las cláusulas suelo, ha empujado a la banca a ofrecer tipos de interés fijo en sus hipotecas. En la nueva producción, las hipotecas a interés fijo ya suponen el 28,6% del total, según datos del INE, frente a porcentajes cercanos a cero de hace años. El rediseño del euríbor, del que se prevé resulte un dato muy similar al actual, es un tema de inquietud en la banca, aunque el sector asume que este índice va a seguir siendo mayoritario y básico para el conjunto del mercado. “Este proyecto se empezó hace varios años y esperamos que tenga un futuro largo, por lo que no se puede vincular a hechos coyunturales como el actual nivel del euríbor o a que las entidades hayan empezado a comercializar hipotecas a tipo fijo”, señalan desde la Asociación Española de Banca (AEB).

David Ruiz, analista de AFI, prevé un repunte en los préstamos a tipo fijo motivado no ya por la reforma del euríbor sino porque el alza de tipos en la zona euro no llegará hasta al menos 2019, lo que está determinando que el índice marque sucesivos mínimos históricos. Ha empezado el año perforando el -0,10% en la tasa diaria a doce meses. “Esperamos otros dos años de apuesta en la banca por los tipos de interés fijos en las hipotecas”, añade Ruiz.

Guillermo Rodrigo, socio responsable de Inmobiliario en Baker McKenzie, explica “es cada vez mayor número de prestatarios que optan por préstamos a tipo fijo”. Y ante la reforma del euríbor, que no derivará en un nuevo índice sino en un nuevo cálculo del actual, señala que “tendrá la ventaja de que para su cálculo, se utilizará una información más veraz”.

Normas